El misterio de la familia de Jesús de Nazaret

De la vida familiar y los años perdidos de Jesús de Nazaret poco sabemos, quizás por que la parte pública de su vida ha eclipsado todo los demás o quizás por que poco tiempo dedicaron a ella los evangelistas y aquellos que escribieron sobre la figura del rabí de Galilea.

Así, la imagen que se nos ha querido vender de Jesús es de una persona que no mantuvo contacto con mujeres y de mantener la virginidad de la Virgen, sin embargo las circunstancias sociales y familiares de la Israel de la época no parecen indicar lo mismo.

La concepción de Jesús por parte de María fue un hecho milagroso, sin embargo Jesús tuvo hermanos tal y como se nos narran en los Evangelios, así el evangelista San Marcos narra: “¿No es éste el carpintero, el hijo de María y el hermano de Santiago, José, Simeón y Judas? ¿No están sus hermanas entre nosotros?”. Así pues Jesús tenía al menos esos hermanos y hermanas.

El mismo catedrático en filosofía Antonio Piñero, de la Universidad Complutense de Madrid afirma en torno a que Jesús fuera hijo único: “Esta suposición no es defendida por casi nadie… Los llamados hermanos de Jesús lo eran en el pleno sentido de la palabra”.

En el Evangelio de los Hebreos, apócrifo, de escribe: “Su madre y sus hermanos decían a Jesús…”, y Eusebio de Cesárea habla de dos hermanos de Jesús llamados Santiago y Judas.

También, en estos últimos años, existe cierta polémica en torno a si Jesús de Nazaret estuvo casado o no. En la Galilea del siglo I d.C., parece difícil que el hijo de un carpintero local, bien parecido, no tuviera esposa. Diferente es que al tomar la vida pública en su camino por predicar la Palabra dejara atrás su vida anterior.

José pudo haber tenido otros hijos en un matrimonio anterior, aunque la antigüedad y complejidad en contrastar las fuentes lo hacen inviable.No obstante los hijos en esta época eran contemplado, aparte de como una bendición, como una excelente ayuda en la casa como mano de obra. No es concebible una familia de un sólo hijo en aquella época, sin por ello perder ni un ápice de divinidad María.

Se sabe que José pudo morir cuando Jesús tenía una edad temprana. La concepción de Jesús lo sumió en una profunda crisis interna (Evangelio de Mateo 1:18-24). Se le llamaba José de Nazaret e iba a repudiar a María pero no lo hizo, no supo la razón, quizás porque amaba a aquella mujer,porque era justo, porque no quería que fuera lapidada según lo dispuesto en la Torá (Deuteronomio 22:20-21).

José, por otra parte, no quería encubrir una presunta infidelidad al dar nombre a un hijo cuyo padre ignoraba, pero sabía que María era virtuosa y se negaba a entregarla a la ley de Moisés.

Cuenta Mateo en su Evangelio que un ángel del Señor se le manifestó en sueños y le dijo que María concibió por obra del Espíritu Santo y que su hijo «salvaría a su pueblo de sus pecados» (Mateo 1:20-24).

Te Interesa:  Poniendo cerco al origen del coronavirus y otras amenazas

A partir de ese momento José acepto a su hijo como suyo y lo protegió, hecho que lo prueba es como lo defiende ante la orden de Herodes el Grande de matar a los niños menores de dos años de Belén y de toda la comarca.

José tomó al niño Jesús y a María huyendo a Egipto, el país de las arenas eternas (Mateo 2:13-18) regresando cuando murió Herodes asentándose en la región de Galilea, a Nazaret (Mateo 2:19-23). El Evangelio de Lucas cuenta que Nazaret había sido el lugar de residencia de María, ya desposada con José, cuando acaeció la Anunciación (Lucas 1:26-38).

Quienes son la familia de Jesucristo

En torno a la familia de José  y María destacaría la vida -en modo breve y textual– de cada uno de ellos:

Sus hijos fueron: Santiago, Simón, José, Judas o Judá, Amós, Marta, Miriam y Ruth, y habría que saber de cada uno de ellos -cita textual-:

Santiago se casó hacia noviembre del año 20 con Esta (128:7.10). Se trasladó a Cafarnaúm siguiendo las huellas de Jesús, y trabajó en Cafarnaúm junto a Jesús en el astillero de Zebedeo (134:1.1). En el año 25 Santiago contaba con tres hijos: dos chicos y una chica, el menor de apenas un año. Se llamaban, por orden de edad: Santiago, María y José. El año 27 tuvieron a su cuarto hijo, Eleazar, y luego tuvieron: Ana (29), Marta (33), y Sara (35).

Simón se casó a primeros de marzo del año 24 (134:1.4) con Ana y vivieron en Nazaret. Su primer hijo, Juan, nació en febrero de 26. Luego tuvieron seis más: Judas (29), Simón (31), María (32), Berenice (34), Samuel (35) y Josías (38). Simón era albañil y socio de Jacobo (128:2.2), el marido de Miriam.

José se casó con Rebeca, mientras Jesús estuvo de viaje, hacia los años 22 ó 23, y vivieron en Nazaret, en la antigua casa de la familia (134:1.6). Tuvieron a su primer hijo, Ariel, a principios del año 24, y luego tuvieron a Jesús, en julio de 26, José, en abril de 28, María, en enero de 30. Después de morir Jesús tuvieron otro hijo el año 32. José se ocupó durante un tiempo de la tienda de provisiones para caravanas, y luego la dejó en manos de un socio y se dedicó a la carpintería.

Judá se casó con Marta a primeros de marzo de 24 (134:1.4), en una doble boda con Simón, y vivían en Magdala. Marta tuvo frecuentes problemas de salud, y sólo tuvieron un hijo, el año 33, llamado Judas. Judá era pescador.

Miriam se casó con Jacobo, el amigo de la infancia de Jesús, en la misma boda que Santiago. Jacobo era albañil y vivía en una casa adyacente a la de José en Nazaret. La madre de Jacobo, Ana, vivió siempre con ellos. Jacob el padre, que había sido socio de José, había muerto años antes de casarse ellos. Tuvieron a su primer hijo, Jacob, en el año 22, y a su segundo, José, en el 24. Luego tuieron tres más: María (28), Saúl (31) y Ana (33).

Te Interesa:  Misterios del bíblico Monte Sinaí

Marta se casó con Jesús en octubre de 21. Tuvieron a su primer hijo, a quien pusieron Jesús, a mediados de diciembre de 25. Luego tuvieron siete más: José (27), Matán (30), María (32), Judas (33), Ana (35), Elizabeth (37) y Jebud (40).

Amós. Nace el 9 de enero del año 7 d. de J.C. Tenía casi 13 años menos que Jesús. Murió el 3 de diciembre del año 12 d. de J.C., con casi 6 años, de una infección.

Ruth no se casó mientras vivió Jesús. Poco tiempo después de morir él, a primeros de junio de 30, se casó con David Zebedeo (190:1.10). Ruth vivió antes de casarse en la casa de su madre en Cafarnaúm, a la que también se trasladó desde Nazaret la familia de Santiago (134:1.6). Ruth y David tuvieron tres hijos: Jesús (32), Marta (34), y Mariamme (35). Ambos se trasladaron a Filadelfia a primeros de junio de 30, donde vivieron. David se ocupó de servir en la nueva casa de Lázaro en Filadelfia como protector y ayudante.

¿Ruth Hermana de Jesús?

No hay ninguna evidencia de que ello fuera así. Los investigadores no le dan fiabilidad a las posibles fuentes en donde ello se puede afirmar.

Otra figura enigmática es la de María de Magdala, era esa persona que estaba próxima a Jesús, es más, algunos expertos la califican como el décimotercer apóstol. La condición de prostituta -es representado vestida de rojo, como las prostitutas de su época- de esta hace que en el seno de la Iglesia no se viera con buenos ojos esa relación secreta y se decidiera alterar el mensaje para alejar a esta de la figura del nazareno.

En los documentos de Nag Hammadi, en el evangelio de María, se dice que los apóstoles estaban celosos de María Magdalena pues Jesús la amaba más a ella que al resto, eso explicaría la animadversión de Pedro hacía la figura de esta mujer.

En otro documento apócrifo se dice: “La amaba más que a todos los discípulos y solía besarla en la boca a menudo” (Evangelio de Felipe).

Así la boda de Caná se celebraría en honor de los esponsales que no serían otros que Jesús de Nazaret y María de Magdala, en opinión de los estudiosos que han dedicado parte de su vida a estos temas.

Posteriormente vendría la crucifixión del nazareno y la huida de María Magdalena a las Galias, donde –supuestamente- daría a luz una niña que iniciaría toda una estirpe sagrada, su nombre era Sara.