Buenas noticias para el guardia civil gaditano Carlos Fuentes

«Nuevamente agradeceros todo el apoyo y solidaridad que hemos encontrado en amigos, compañeros, personas anónimas de gran corazón, asociaciones y entidades. Comunicaros que nos ha informado ADESLA que por su parte no existe ninguna limitación en la cobertura de los servicios, salvo los recogidos en el convenio en la cobertura sanitaria que necesiten sus afiliados».

Buenas noticias para Carlos Fuentes, el guardia civil gaditano que cayó por un balcón el año pasado y desde entonces sufre importantes daños cerebrales que requieren de cuatro horas diarias de una rehabilitación que tiene un alto coste: 4.000 euros al mes.

Desde su entorno se había pedido ayuda económica y, aunque la respuesta ha sido más que notable, se informa de que tiene la atención médica que necesita garantizada.

«En el caso concreto de Carlos se garantiza la cobertura hospitalaria como ambulatoria que necesite para su recuperación. No tenemos palabras para agradeceros con el alma todo el apoyo recibido. El dinero recaudado íntegro será destinado a cubrir las necesidades de Carlos y así mejorar su calidad de vida. A través de este perfil al igual que Instagram y Tik Tok os mantendremos informado de los progresos de Carlos», se explica.

«GRACIAS Y MIL GRACIAS SIN USTEDES NO HUBIESE SIDO POSIBLE», se concluye con mayúsculas en el comunicado.

Este era el escrito publicado en www.gofundme.com para pedir unas colaboraciones que ya no hacen falta:

«¡NECESITAMOS TU AYUDA Y LA DE [email protected]! El 22 de abril del año 2022, Carlos Fuentes González tuvo la mala suerte de tener un accidente causándole Daño Cerebral Adquirido. Sufre de una lesión bastante severa y necesita neurorrehabilitación intensa. Hasta el momento, Adeslas (su seguro) nos proporcionaba el pago de esta rehabilitación, pero nos comunica la dirección del hospital que, a mediados de febrero, Adeslas deja de hacerse cargo de los gastos.

Esta rehabilitación solo pueden proporcionársela en el Hospital Vithas Sevilla, en Castilleja de la Cuesta. Su rehabilitación tiene un coste muy elevado, exactamente 4.000 euros al mes, cuatro horas diarias, que es lo que él necesita para poder seguir con su mejora. ¡Os necesitamos a todos y a todas! Cualquier aportación es buena para que Carlos pueda seguir con esto. Os pedimos toda la difusión posible para poder ayudarlo. Muchas gracias de todo corazón».