‘El Día Después’ cae rendido ante un niño cadista: «No se puede tener más arte»

Actualizado:


«No se puede tener más arte. No nos puede gustar más ir a
@Cadiz_CF». El programa El Día Después, de Movistar, ha caído rendido ante la gracia de un pequeño seguidor cadista.

Siempre ha habido un vínculo entre El Día Después y el Cádiz CF, incluso cuando el equipo amarillo no ha estado en la élite del fútbol español. Desde el ascenso y la permanencia renovada en dos ocasiones en Primera División, esa relación se ha fortalecido. Y no hay partido que dispute el Cádiz en casa, en el rebautizado Nuevo Mirandilla, que el equipo de profesionales de El Día Después falte a la capital gaditana.

Los últimos reportajes, emitidos el lunes y compartidos en las últimas horas en redes sociales, por capítulos, se grabaron el pasado sábado antes, durante y después del partido que enfrentó a los pupilos de Sergio González con el Mallorca de Javier Aguirre. Un choque que puede tildarse de rivalidad directa y que cayó a favor del Cádiz por dos goles a cero.

En el último reportaje emitido en redes sociales el protagonista es un niño que sorprende una y otra vez al entrevistador. «¿Quién eres?», le pregunta el chiquillo al periodista. «Pues uno que viene aquí, a ver el fútbol gratis. ¿Te gusta mi trabajo?«, le contesta haciéndole una pregunta. «Pues sí, ¿Tienes mucho dinero?», contrarresta el niño mirando al periodista a los ojos y provocando risas a su alrededor. ¿Tu sabes que yo soy periodista, ¿no?», responde dejando las cosas claras el entrevistador.

La conversación no tiene desperdicio:

-¿Tú tienes mucho?

-«Tengo 17 euros: diez me los dio el ratoncito Pérez y 5 me los dio mi abuela. Y los otros dos me los encontré en la calle»

-«Te van a echar la bronca al final…»

-«No creo, mañana me voy a París…»

-«¿Vas a ver a Mickey Mouse en Disney?»

-«Prefiero conseguir el autógrafo de Neymar, la verdad»

-«Bueno… cuéntame más cosas…»

-«La verdad es que el bingo del colegio nunca me toca. Y siempre lloro y digo odio la vida… y al final me toca»

Se llama al padre: «¿Jugáis al bingo y no me has llamado?»

-«En ingles…», responde el niño antes de pasar a dar detalles del asunto escolar.

-«También le he sacado el dedo de la palabrota al Mallorca», le añade al periodista.

-«¿Y cuál es el dedo de la palabrota?», le pregunta.

-«Este…», dice el niño mostrando el dedo corazón.

-¿Entonces estoy saliendo en la tele?, pregunta el niño cadista para acabar y sin escatimar lo más mínimo en protagonismo.