‘Los Fogones de Iker’ renace con fuerza de sus cenizas en la calle Barbate de Cádiz

Detrás de cada persona y de cada negocio hay una historia que conocen muy pocos. En el caso de Los Fogones de Iker, algo más que una hamburguesería en la calle Barbate de la capital gaditana, la historia es la siguiente:

El negocio, tras invertir sus dueños trabajo y dinero, empeño y esfuerzo, abrió sus puertas en marzo de este año 2022. Tuvo una buena aceptación y avanzaba sobre ruedas cuando, meses después, en julio, debido a un cortocircuito en el aire acondicionado, salió ardiendo.

«Nos vinimos abajo», recuerda Carmen, dueña del local junto a Luis y que ejerce de portavoz de este negocio familiar, antes de recordar también que todo el mundo se cae y que lo importantes es levantarse.

«Somos un equipo: Luis, Luis junior, Cristian, Yiye y Vane», destaca Carmen. Y repite una y otra vez la palabra «equipo» para poner el foco en el músculo más fuerte que se activó para nadar contra corriente desde el fatídico 11 de julio.

Y se ha nadado contra corriente, tal y como explica Carmen, «porque hemos renacido de nuestras cenizas, cuál Ave Fénix«. «No nos ha ayudado nadie. Más bien diría lo contrario: todo han sido impedimentos.», apunta con orgullo. «El seguro no intervino hasta el último día y no pagó ni una cuarta parte de lo que reclamábamos, de lo que debería haber abonado», añade.

Carmen sigue mirando hacia atrás para acabar de relatar la vida, muerte y resurrección del negocio: «Perdimos todo lo que invertimos, incluidos los ahorros, pero nos pusimos de nuevo manos a la obra, otra vez con más impedimentos que ayudas, y logramos reabrir el pasado mes de septiembre«.

Y guarda los espejos retrovisores para mirar ya al frente y resaltar lo mucho que se ofrece en el número 62 de la calle Barbate.

En redes sociales se describe el local como «la mejor solución para despreocuparse y comer bien con todo lo que te gusta», pero Carmen va mucho más allá y enlaza detalles para referirse al negocio:

«Todos nuestros productos son frescos, elaboramos hasta la masa de las pizzas. Tenemos de todo, desde la hamburguesa de Iker o el sándwich de pollo, que son nuestros platos estrellas. También ofrecemos tapas, baguettes, montaditos. bocadillos de calamares…».

Y las tortillas. No se pueden pasar por alto las tortillas. «Mucha gente viene al local buscando nuestras tortillas, normal y mixtas. De 22 y de 28 centímetros de diámetro. El mes pasado, por ejemplo, vendimos más de 150», aporta Carmen, que no se muerde la lengua. «Y el nuevo sándwich de pollo Iker, que lleva hamburguesa gaucha. Y la pizza gaucha», suma destacando las últimas novedades.

La idea en Los Fogones de Iker es seguir resurgiendo, continuar creciendo. Se ofrecen desayunos, almuerzos, meriendas y cenas. Y ya han movido los hilos para colocar una terraza que se sume al buen ambiente del local y al cuidado servicio a domicilio, un servicio a domicilio que en verano llega hasta la playa.