Muere José Antonio Gutiérrez Trueba, un gaditano ilustre

José Antonio Gutiérrez Trueba, un gaditano ilustre que pasa a la historia como gran abogado, cofrade, político y presidente del Cádiz CF, ha fallecido.

El Ayuntamiento de Cádiz ha decretado un día de luto oficial y ha colocado el pendón de Cádiz a media asta en la Casa Consistorial por el fallecimiento del exconcejal.

Gutiérrez Trueba fue concejal del Ayuntamiento de Cádiz durante ocho años, iniciando su primer mandato en 1983 como integrante de Alianza Popular y posteriormente del Partido Popular.

El alcalde de Cádiz, José María González, quiere trasladar públicamente sus condolencias a los familiares y allegados del abogado y político José Antonio Gutiérrez Trueba, quien también fue presidente del Cádiz CF desde 1970 hasta 1975.

El regidor muestra su pesar por el fallecimiento de este edil que trabajó durante dos mandatos por su ciudad desde el Pleno municipal y varias áreas de gestión.

«Mi más sentido pésame por el fallecimiento de Gutiérrez Trueba, que fue concejal de esta ciudad y presidente del equipo. Un fuerte abrazo a la familia del Cádiz CF, al Partido Popular de la ciudad y a todos sus familiares y allegados», ha manifestado el primer edil.

El club amarillo no ha tardado tampoco en mostrar su más sentido pésame por el fallecimiento del que fuera dirigente de la entidad desde 1970 hasta 1975.

Durante su presidencia siguió la línea de saneamiento económico impulsada por su predecesor, Francisco Márquez Veiga, pero dotando al Club de un aire fresco, de nuevas ilusiones y una dimensión empresarial acorde a los nuevos tiempos.

Durante su mandato el Club tiene un importante proceso de renovación y modernización. Entre sus logros empresariales destaca la compra de la finca nº 21 de la calle Cánovas del Castillo; en lo institucional, la fundación del Cádiz CF “B”; y en lo deportivo, la apuesta por un juego de calidad, que tuvo su máximo exponente en el bienio 1972 – 1974, comandado por el entrenador Domingo Balmanya.

Gutiérrez Trueba llegó a la presidencia el 29 de julio de 1970, tras ganar un proceso electoral frente a otros candidatos, pero ya antes había pertenecido a la Junta Directiva presidida por Francisco Márquez Veiga, como secretario, desde 1967.

En 1974 se volvió a presentar a las elecciones a la presidencia, siendo reelegido al ser el único candidato. Sin embargo, no duraría mucho, pues se desencantó del mundo del fútbol y todo lo que le rodeaba, quedando hastiado y decepcionado de una realidad que no consideraba justa, por lo que presentó su dimisión el 24 de febrero de 1975 tras sufrir el equipo un fatal arbitraje, que fue la gota que colmó el vaso de su paciencia.

Su despedida dejó un gran vacío en el cadismo, que consideraba que era el hombre ideal para aspirar a cotas mayores y llegar a ser un club importante.

Tras la dimisión en 1976 de su sucesor, Vicente Alonso, se crea un vacío de poder y desde todos los estamentos del cadismo se piensa en él para recuperar el proyecto.

Tanto es así que el 6 de julio de 1976 se organizó una concentración en la sede del Club, en Cánovas del Castillo, con más de mil cadistas, que le solicitaban su regreso.

La concentración se desplazó hasta la puerta de su despacho de abogados, en la calle San José, donde se encontraba, para insistirle directamente a que considerase su regreso. Gutiérrez Trueba lo consideró, pero terminó desestimando dicha posibilidad.

José Antonio Gutiérrez Trueba quedará en la historia del Cádiz CF como uno de sus figuras más relevantes y trascendente. Descanse en paz.