Polémica en Chipiona donde su alcalde sale al frente de las críticas de «antidemocracia»

Actualizado:

El alcalde de Chipiona, Luis Mario Aparcero, ha respondido a las críticas sobre su gestión del ayuntamiento, desmintiendo las acusaciones de antidemocracia en la celebración de plenos y aclarando otras cuestiones.

Pagos y acusaciones de malversación

En cuanto a los plenos, Aparcero ha defendido la decisión de realizarlos por la mañana, argumentando que esta medida ha generado una mayor asistencia de público y un ahorro significativo en gastos de personal. También ha subrayado que esta iniciativa ha sido respaldada por varios partidos políticos y que se aplica de forma equitativa el reglamento sobre los tiempos de intervención de todos los portavoces.

En relación al pago de horas extra de la Policía Local, Aparcero ha desmentido la afirmación de que el ayuntamiento debe pagar 800.000 euros por este concepto. Ha explicado que las horas extra, acumuladas entre 2021 y 2023, son consecuencia de la falta de personal durante periodos de alta demanda, como el verano y grandes eventos.

El alcalde ha aclarado que el monto discutido es de 138.000 euros, no de 800.000, y que ha presentado un recurso en respuesta a la solicitud del Tribunal de Cuentas. También ha negado haber incrementado su salario para afrontar estos pagos y asegurado que no está imputado ni hay malversación de fondos públicos, algo que hace mella en la imagen pública y solvencia -en cuanto a credibilidad- del político.

Otras cuestiones espinosas

Por último, Aparcero se ha referido a la situación de los terrenos de Costa Ballena, mencionando que tras una valoración de 20 millones de euros en 2017 y subastas desiertas, actualmente tres grandes empresas están construyendo más de 800 viviendas en el área.

Las declaraciones de Aparcero han suscitado reacciones diversas. Algunos vecinos y políticos han aplaudido sus explicaciones, mientras que otros han expresado su escepticismo y que todo haya sido un «capotazo» para solventar la situación. La gestión y las decisiones del Ayuntamiento de Chipiona continúan siendo un tema de debate.