Los venenos de Catalina de Médicis

/Catalina de Médicis fue reina consorte de Francia para reinar a la muerte de su marido Enrique II, madre del rey Carlos IX. Su matrimonio estuvo marcado por las infidelidades de su esposo, pero la reina tenía cualidadades ocultas que la hacían muy peligrosa.

Destacó por su firmeza en los asuntos de estado, principalmente la denominada como Noche de San Bartolome en la que 3.000 hugonotes murieron por orden de Catalina de Médicis en una acción en la que se pretendía reconciliar a católicos con protestantes.

A ella se vincula el llamado veneno de los Médicis, y que Catalina sabría preparar como buena alumna aventajada. Lo realizaba a base de una planta que bien conocía, la belladona, preparada convenientemente resulta mortal pues acelera el ritmo cardiaco. Pero también gustaba de experimental con otras plantas e investigaba los antídotos.

Su conocimiento de la botánica era grande así como sus ganas de eliminar enemigos.De ella decían que era una asesina sin escrúpulos, seductora, inteligente, estratega. Se cree que su obsesión derivaba de una experiencia que tuvo siendo niña: vio a sus perros morir envenenados.

Te Interesa:  El secreto del popular 'negro del Whatsapp' y la toalla verde

A Catalina se le atribuye, por el autor Pierre de Boudeille, el exportar las relaciones entre mujeres, moda llevada desde Italia a Francia, al parecer en la Florencia de la época eran comunes, y de allí era originaria la propia reina.