Recordando, tal día como hoy, el invento del cucurucho de helado

CÁDIZDIRECTO.- Fue un 22 de septiembre de 1903 cuando se entrega la patente de lo que sería uno de los inventos más celebrados por los golosos y aquellos que gustan de comer helados: el cucurucho.

Los cucuruchos comestibles ya figuran en los libros de cocina franceses en el año 1825, fue entonces cuando Julien Archambault describió una de estas populares galletas cónicas hecho a base de ‘pequeños barquillos’ enrollados. En 1887 aparece en Mrs A. B. Marshall’s Cookery Book, un libro obra de Agnes B. Marshall, en Inglaterra, que destacó por sus dos libros de recetas y su escuela de cocina. Así en ‘Cornet with Cream’ se podía leer: “los cucuruchos fueron hechos con almendra y cocidos en el horno, no prensando entre planchas”.

Aunque hay variaciones en la fecha de entrega de la patente -para unos fue un 22 de septiembre y para otros un 13 de diciembre de 1903- el cucurucho de helado se popularizó en la primera década del siglo XX cuando Italo Marchioni registró la patente estadounidense n.º 746971. Era una especie de galleta realizado sobre un molde para hacer tazas de pasta para helado, según el vendedor llevaba sirviendo sus helados de esta forma desde 1896.Pero hubo un ‘defecto de forma’ que era que su patente no era un cono, un cucurucho, sino un molde con otra forma y perdió las demandas contra aquellos que habían ‘copiado’ su idea.

Hay una leyenda que ubica al repostero sirio Ernest Hamwian en esta historia del cucurucho de helado que vendía zalabia que era una especie de gofre, el comercio vecino vendía helados y al quedarse sin platos pensó en que sería un buen recipiente, y comestible, para su producto y ¡dicho y hecho! El relato sobre Hamwi surge, por primera vez, en una carta que escribió en 1928 al Ice Cream Trade Journal, luego de haber fundado la Cornucopia Waffle Company, posteriormente la Missouri Cone Company.

Otra versión nos habla que Doumar’s Cones and BBQ de Norfolk (Virginia, Estados Unidos) cuanta como su tio, Abe Doumar, de origen sirio, vendió cucuruchos de helado en la Feria Mundial de San Luis.AUnque en aquella misma feria aparecieron diferentes comerciantes que afirmaban exactamente lo mismo como Nick y Albert Kabbaz, David Avayou, Charles y Frank Menches, y Saba Najjar.

En 1912 Frederick Bruckman de Portland (Oregón), patentó la máquina para enrollar cucuruchos de helado, en el año 1928 la vendió a Nabisco y a partir de ese momento se popularizó tanto que ya son imprescindibles en cualquier heladería.

J. T. Stubby Parker de Fort Worth (Texas) inventó el cucurucho de helado para mantener congelado fundando la The Drumstick Company en 1931 para su comercialización, posteriormente, 1991 sería comprada por Nestlé.

Hoy son millones de personas las que disfrutan de los helados de cucurucho que tiene una historia tan particular como deliciosa.