¿Dónde podemos obtener financiación para estudiar un máster?

Con el acceso casi universal a los estudios universitarios, el mercado de trabajo va demandando una mayor especialización y esta la podemos obtener con un máster, unos estudios de posgrado que son caros si se hacen en un centro de prestigio.

El problema es que un recién graduado tiene poco dinero, y un máster de calidad puede costar miles de euros, por lo que una opción es recurrir a un préstamo que tomaremos a modo de inversión en nuestro futuro.

Ahora mismo hay muchas entidades que nos lo pueden ofrecer

Ya quedan lejos los días en los que para obtener financiación había que ir a un banco, ya que con la liberalización del sector financiero las posibilidades que vamos a tener son casi infinitas.

De hecho, esto puede ser un problema y lo mejor es emplear comparadores financieros como Matchbankerdonde la información sobre préstamos está bien estructurada y es posible ordenarla e incluso filtrarla con el fin de que podamos encontrar lo que más nos conviene.

Aquí debemos dejar a un lado los créditos rápidos, que no están pensados para estas cantidades, y optar por los préstamos online y los personales, sin dejar de acudir a nuestro banco de toda la vida, ya que nos pueden ofrecer muy buenas condiciones.

Eso sí, por norma general las mejores condiciones nos las van a dar en las entidades online, las cuales están especializadas en ofrecer créditos de todo tipo de cantidades.

¿Qué debemos buscar en un crédito de esta clase?

Cuando hablamos de una cantidad que puede ser, por poner un ejemplo, de unos 40 000 euros, el tipo de interés es fundamental, pues una diferencia mínima supondrá mucho dinero, más cuando este se suele devolver a lo largo de varios años.

No son extraños periodos de sesenta meses o incluso más, por lo que habrá que estar muy atentos al interés con el fin de escoger aquella entidad que nos dé el préstamo a uno más bajo, aunque aquí también influyen otros factores.

Hay que mirar bien si hay comisiones de apertura y de cancelación total o parcial de manera anticipada, por si podemos cancelar el préstamo antes, y combinar esas cifras con la de los intereses, sabiendo así el coste total de la operación.

Es posible que nos pidan un aval

Al solicitar cantidades elevadas, aunque se destinen a los estudios y a mejorar nuestro futuro laboral, es probable que la entidad solicite un aval, que se puede dar de diversas maneras.

Si tenemos un trabajo fijo, el aval será la nómina, pero si no es así, en ese momento podemos avalar con una propiedad, lo que no es deseable, y de hecho hay que dar prioridad a las entidades que no nos solicitan ninguno.

En los comparadores de préstamos encontraremos algunas que no lo piden y eso debe ser uno de los requisitos que pongamos, aunque para esto vamos a necesitar una nómina fija. Gracias a ella, se aseguran de que tendremos la capacidad económica con el fin de poder devolver el dinero en el plazo estipulado.