Qué es y cómo funciona un vaper

Seguro que en los últimos meses has salido a la calle o a lugares públicos y has visto a más de una y de dos personas inhalando vapor de un dispositivo de aspecto cilíndrico. Ese aparato con cierto parecido al cigarrillo de toda la vida es el vaper, también conocido como vapeador o cigarrillo electrónico.

Qué es un vapeador

Lo primero que vamos a hacer es definir qué es un vapeador. Un vaper es un dispositivo electrónico que genera un vapor que se puede inhalar como si se tratase de un cigarrillo tradicional.

Cómo funciona un vapeador

Podemos describir el funcionamiento de los vapers de una manera general que sería básicamente la siguiente:

El dispositivo se rellena con el líquido. Este líquido se calienta con una resistencia que alcanza una alta temperatura gracias a la batería que contiene el cigarrillo electrónico. De este modo, el líquido se convierte en el vapor que los fumadores pueden inhalar.

Los vapeadores más sencillos están compuestos por el mod y por atomizador con una conexión USB y una batería que puede tener mayor o menor autonomía –todo depende del modelo con el que vapees–.

Un vapeador:

  • No contiene tabaco.
  • Puede no contener nicotina. Eso dependerá de la cantidad de nicotina que quiera inhalar el consumidor, ya que algunos modelos permiten graduar la cantidad de nicotina que expulsa el aparato en cada inhalación.
  • No expulsa humo, puesto que la inhalación no es producto de la combustión del tabaco, sino del vapor que se crea a partir del líquido electrónico.

Los líquidos para vapear

Los líquidos que se utilizan en los vapeadores –también conocidos como e-liquids– están compuestos principalmente de dos sustancias: el propilenglicol y la glicerina vegetal. A estos compuestos se les añaden los aromas, que son los que le van a aportar el sabor determinado a esos líquidos para vapear, y nicotina.

Ventajas de usar un vaper

El uso de vapeadores presenta una serie de ventajas, especialmente si se compara con el consumo de tabaco tradicional, el de combustión de toda la vida.

  • Ayuda a reducir la cantidad de nicotina que inhalas a diario. Gracias a algunos modelos es posible calcular exactamente cuánta nicotina vas a inhalar en cada calada.
  • Es una buena alternativa para dejar de fumar. El hecho de poder graduar la cantidad de nicotina que se toma con cada calada hace del cigarrillo electrónico una alternativa excelente para dejar el consumo de tabaco de manera gradual. A medida que lo vayas necesitando, podrás ir reduciendo la dosis de nicotina hasta que llegue el día en el que no inhalarás esta sustancia tan nociva para la salud.
  • Gran diversidad de sabores. Uno de los puntos fuertes de los vapers es que existen a la disposición de los consumidores un gran número de sabores. El tabaco sabe a tabaco, pero el cigarrillo electrónico puede dejarte ese sabor marcado a humo; sin embargo, escogiendo líquidos de otros sabores podrás sentir una experiencia completamente diferente y mucho más placentera.
  • Es posible vapear en lugares cerrados. La prohibición de fumar se extiende al tabaco. Por suerte para los vapeadores, está permitido inhalar del cigarrillo electrónico sin ningún tipo de limitación. Así pues, puedes vapear en tu lugar de trabajo, en los bares, las discotecas, el transporte público, conciertos, etc.
  • Se puede alternar con los cigarrillos tradicionales, ya sea por gusto o por necesidad, principalmente porque, como acabamos de ver, el tabaco de toda la vida está sujeto a ciertas restricciones.
  • Al no fumar tabaco, dejas de inhalar alrededor de 4000 sustancias tóxicas que se liberan cuando los cigarrillos tradicionales entran en combustión y que son muy perjudiciales para la salud.
  • Elimina el concepto del fumador pasivo, ya que el vapor que llega a terceras personas no genera ningún tipo de perjuicio para la salud.

Tipos de vapers del mercado

Existen varios tipos de cigarrillos electrónicos. Aquí vamos a contar cuáles son:

  • Vapeador de primera generación: fueron los primeros cigarrillos electrónicos. Se trata de unos modelos desechables poco desarrollados con los que se inició el mundo del vapeo.
  • Vapeador de segunda generación: se trata de los cigarrillos electrónicos con cartuchos precargados o recargables.
  • Vapeador de tercera generación: un paso más allá en el mundo de los dispositivos recargables. Los tanques o mods permiten cargas mucho más grandes y, por tanto, duraderas.
  • Vapeador de cuarta generación: los llamados pod mods también recargables y graduables para conseguir una mejor experiencia de vapeo.

El futuro de los vapeadores

En la actualidad, el vapeo está muy de moda, especialmente entre las generaciones jóvenes y, gracias a todas las ventajas que ofrece, parece que su uso va a seguir creciendo en los próximos años, haciéndose cada vez más común entre los fumadores.

Es muy probable que siga evolucionando a nivel tecnológico, ofreciendo dispositivos cada vez más precisos que sigan siendo una gran ayuda contra el tabaquismo.

Y tú, ¿has probado alguna vez el cigarrillo electrónico?