Un hombre detenido en Puerto Real por vender fármacos ilegales para la disfunción eréctil

Actualizado:

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado 30 de noviembre en Puerto Real a un hombre como presunto autor de un delito contra la salud pública. La investigación se inició a raíz de una denuncia ciudadana que alertaba de la existencia de un trastero en la localidad donde se almacenaban sustancias ilegales.

Mercado ilegal

Los agentes realizaron una inspección en el trastero y encontraron más de 234.231 dosis de fármacos ilegales usados para tratar la disfunción eréctil. Las pastillas estaban dispuestas y preparadas para su venta en el mercado ilegal por todo el territorio nacional.

El detenido, un hombre de 40 años, utilizaba un modus operandi muy sencillo: se abastecía de las pastillas en países extranjeros y las transportaba ocultas en paquetes de cereales para burlar los controles fronterizos. Posteriormente, las vendía a pequeña y mediana escala en España.

La Policía Nacional considera que la intervención ha evitado un grave peligro para la salud de las personas. El detenido carecía de formación y habilitación profesional para el suministro de estos fármacos, y no tenía en cuenta los posibles efectos secundarios que su ingesta pudiera ocasionar. Además, las pastillas estaban almacenadas en condiciones pésimas, sin ventilación y sin las condiciones óptimas de salubridad.

El detenido, en unión del atestado policial, fue puesto a disposición del juzgado de instrucción número uno de Puerto Real en funciones de guardia.

¿Por qué es peligroso tomar fármacos contra la disfunción eréctil de dudosa procedencia?

Los fármacos contra la disfunción eréctil de dudosa procedencia son peligrosos por varias razones:

No se sabe con certeza qué contienen: Los fármacos que se venden en el mercado negro pueden contener sustancias que no están autorizadas para su uso en humanos, o que pueden estar adulteradas con otras sustancias peligrosas. Esto puede provocar graves efectos secundarios, incluso la muerte.
No están fabricados con los mismos estándares de calidad que los fármacos de prescripción: Los fármacos de prescripción están sometidos a estrictos controles de calidad para garantizar que son seguros y eficaces. Los fármacos del mercado negro, por otro lado, pueden estar fabricados en condiciones insalubres y con ingredientes de baja calidad. Esto puede aumentar el riesgo de efectos secundarios.
No están supervisados por un profesional sanitario: Los fármacos contra la disfunción eréctil pueden interactuar con otros medicamentos que esté tomando, o con afecciones médicas que tenga. Un profesional sanitario puede ayudarle a determinar si los fármacos son adecuados para usted y a prevenir posibles interacciones o complicaciones.
Entre los efectos secundarios graves que pueden provocar los fármacos contra la disfunción eréctil de dudosa procedencia se encuentran:

-Ataque cardíaco.
-Accidente cerebrovascular.
-Pérdida de visión.
Hinchazón del pene.
-Problemas gastrointestinales.
-Reacciones alérgicas.