El peligro del avispón japonés en España

CÁDIZDIRECTO.- Supone todo un problema en Japón, de donde es originario, y China. Se cree que llegó a Europa gracias a un container por el puerto de Marsella, o Burdeos, y de ahí, de un sólo panal, salió el germen invasor de un insecto feroz y temido: el avispón japonés.

Un sólo panal de este insecto puede albergar más de un centenar de reinas que en edad reproductora buscarán crear una colonia independiente y as u vez originar un nuevo ciclo que hará que, en poco tiempo, sea una auténtica plaga.

El avispón japonés tiene un aspecto terrible, es como una avispa europea pero la diferencia estriba que es más gordo y puede medir hasta seis centímetros de longitud, sin contar el aguijón que puede llegar a tener casi un centímetro.

El avispón japonés o Vespa Velutina Nigritorax, además no tiene depredador y asesina a las abejas, creando un serio problema a los apicultores. En España se han detectado colmenas en el norte, en Navarra, en las zonas de Oieregi, Etxalar, Sunbilla (2), Baztan (3), Urdax y Bera, nueve en total. Prefieren ese clima al excesivamente cálido del sur.

Puede llegar a dar el triple e miel que la abeja de miel europea pero es miel amarga. Las abejas han creado una defensa contra el avispón pero uno sólo de estos puede llegar a matar a cientos de aquellas. Es depredador feroz y gusta de la miel de la abeja, que al ver mermada su población también merma su labor polinizadora con el perjuicio para los agricultores.

Fue en el año 2005 cuando un carguero de China llevaba un contenedor donde había un panal de éste insecto, el avispón japonés se adaptó rápidamente a su nuevo clima y fue capaz de invadir toda Francia y pasar a España por el País Vasco (Hondarribia) y Navarra.

Los panales del avispón pueden medir 55 centímetros de diámetro y unos 70 centímetros de altura. Desde el Gobierno Foral de Navarra se combate con lo que se considera una plaga: “Nos pusimos en contacto con la agencia francesa que nos recomendó desde el empleo de agua, el uso de insecticida de forma local, la extracción e incineración hasta la lesión del nido mediante proyectiles”.

Finalmente, Medio Ambiente optó en la mayoría de los casos por el empleo de agua y de disparos de pequeños perdigones con escopeta. Es lo más eficaz para eliminar los nidos en invierno. Consigue matar a las pocas avispas que hay dentro. Deja el nido agujereado y, al entrarle humedad, le provoca una rápida degradación”, también se trata de evitar el nacimiento de nuevas reinas, y que no puedan hacer otras colmenas.

Eduardo Pérez de Obanos, veterinario de la Asociación de Apicultores de Navarra (Apidena), describe al avispón: “destaca el tamaño de esta avispa, casi el triple que la abeja europea (Apis melifera). Además de por su tamaño (el aguijón es de 6 milímetros), se distingue por su color oscuro.Su abdomen es negro o marrón oscuro, aunque el cuarto anillo abdominal es de un tono naranja rojizo. “a avispa de aquí, la que conocemos todos, tiene los anillos abdominales de color negro y amarillo”.

Con respecto a sus ataques a las abejas decía: “Dicen que un ataque de cinco avispones acaba con una colmena. Se queda en vuelo estacionario y captura las abejas que vuelven de recoger néctar o polen. Las caza al vuelo y las decapita con las mandíbulas. Les quita el abdomen y se lleva sólo el tórax para alimentar a sus larvas. El resto, lo desechan. Por eso, si se ven muchos abdómenes en el suelo es fácil ver que ha habido un ataque”.

Para el ser humano la picadura de éste insecto es muy dolorosa ya que su aguijón inyecta una dosis de veneno con una enzima que puede disolver tejidos humanos. Ya se han descrito muertes debido a ello normalmente por shock anafiláctico.

En torno a los avispones se descubrió que las larvas son alimentadas con una pasta hecha con la carne de sus víctimas y estas a cambio segregan una saliva muy energética que es el alimentos de los adultos.

Es el vaam o mezcla de aminoácidos de avispas que confieren mucha energía y resistencia. Así hay una bebida llamada Vaam basada en tal fórmula siendo una especie de jalea real de los avispones aunque hay estudios que indican que las bebidas energéticas no aportan más energia que un refresco.

Avispas asiáticas en España

Está de moda el tema de las especies invasoras y el daño que pueden llegar a ocasionar en el ecosistema donde se instalan. La polémica se ha reavivado con el cangrejo rojo del Guadalquivir pero ejemplos hay muchos y variados. Quizás uno de los más preocupantes es, sin lugar a dudas, el de la avispa asiática que se extiende a una media de 50 kilómetros por año por toda la parte norte del país habiéndose detectado ya en zonas como La Rioja, Castilla y León o Baleares.

Al avispa asiática es sumamente perjudicial para el sector apícola nacional pues es muy voraz y captura entre 25 y 50 abejas diarias a las que mata provocando una importante merma en las colonias de abejas nacionales.

Se tienen constancia de la presencia de la avispa asiática desde el año 2010 siendo especialmente cruda la problemática en el País Vasco donde ya se han destruído más de 6000 nidos, que pueden tener hasta 15.000 celdillas y alcanzar unas dimensiones de un metro de alto por 0,80 de diámetro.

Joan Pino, científico del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales de Cataluña (Creaf), indicaba que su expansión sigue “la pauta esperada, porque está muy condicionada por un clima relativamente suave y lluvioso”. Parece que la zona norte, por clima, es más adaptable a esta avispa que por el Sur, dadas las condiciones climatológicas de calor más extremas.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha denunciado el grave riesgo para más de dos millones de colmenas españolas: “Es una especie invasora que acaba con gran parte de la colmena en poco tiempo, mermando su productividad en apenas una campaña”.

La abeja española, la Apis Mellifera, no ha desarrollado aún técnicas de defensa como le ocurre a la abeja asiática, la Apis Cerana, que se arremolinan en torno a la invasora haciendo que aumente la temperatura a 45 grados y matándola por calor “es probable que nuestra abeja también desarrolle un mecanismo similar”.

La Vespa Velutina -nombre de la avispa asiática- tiene a sus enemigos naturales en las aves y mamíferos silvestres.

Avispas y Abejas Asesinas

abejas letales
Las avispas asesinas pueden alcanzar un enorme tamaño.

La proliferación de avispas asesinas al noroeste de China es debido a la falta de depredadores naturales. Ya son 1.640 víctimas y más de 200 hospitalizados.

En julio comenzaron los ataques y cada vez muestran mayor intensidad, comento la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar, citada por la agencia de noticias oficial China Nueva. Esto es debido a las elevadas temperaturas desde el comienzo del verano.

“Por otra parte, los abejorros son sensibles a los colores vivos, al olor de la transpiración, al alcohol, al perfume y a todo lo que huela”, destacó.

Tienen el tamaño de un pulgar humano y un solo enjambre puede estar formado por miles de ellos.

Son unas avispas gigantes de Japón, muy grandes de tamaño, aproximadamente con una envergadura de casi 8 centímetros cada una y una longitud de hasta 5 cm.  Son extremadamente peligrosas porque tienen un veneno capaz de disolver los tejidos. No pueden estar en cautividad y tienen unas armaduras protectoras, unas mandíbulas potentes y uñas térsales para sujetar a la víctima.

Solo 30 avispones son capaces de matar a 30.000 abejas en tan solo 3 horas. . Su picadura puede llegar ser mortal en un ser humano, y al ser tan agresivas suelen acabar con las colmenas de abejas de la zona, con lo que los apicultores tienen que verse obligados a importar abejas desde Europa, para repoblar las colmenas japonesas.

Las ciudades más afectadas son Hanzhong y Shangluo junto con Ankang , donde las picadura de avispa gigante se está convirtiendo en un peligro. Es cierto que son los propios bomberos los que quitan la colmena de tu casa si has tenido la desdicha de que se instalen, aunque en los últimos días no dan a basto

Junto con la actuación de los bomberos  las autoridades ya han puesto en marcha un operativo especial para detener a las enormes avispas asesinas, los centros de atención médica especializados en picaduras de avispa están a la orden del día.