Baño de Ruda y Romero para la Suerte y el Amor

Baños de LImpieza y Atraccion

Si hay plantas que pueden ayudarnos, a nivel de limpieza y sanación, esas son, sin dudas, la ruda y el romero.Usadas para realizar un baño se tratan de dos hierbas que han sido empleadas desde tiempos inmemoriales y que se relaciona con la protección espiritual, la limpieza de las energías, atraer la suerte y el amor.

La ruda tiene el principal cometido de alejar las malas energías y el romero tiene el poder de la sanación siendo empleado en la medicina natural y por los curanderos. El romero calma el alma, quita inquietudes de la mente y, en última instancia, conectarnos a nuestro Universo interior

Por eso, combinar estas dos hierbas en baños de ruda y romero para atraer la suerte y el amor tiene grandes beneficios, ya que equilibra la mente y purifica las energías.

Además, elimina las malas vibras y mantener a raya los pensamientos negativos y traer la calma. Además de ayudar a combatir el insomnio y el cansancio mental.

¿Para qué Sirven estos Baños?

Estos baños están muy recomendados para situaciones como cuando se siente que en la casa hay mucha pesadez y cargada de negatividad. Es obvio, que cuando nos sentimos de esta manera es casi imposible atraer la suerte, el dinero o el amor a nosotros.

Aunque es una superstición, cuando se nos rompe un espejo es recomendable hacer una limpieza y este baño de ruda y romero es muy indicado para ello. Los espejos son portales que pueden reflejar las energías a un lado invisible y desconocido. Se piensa que si se rompe uno de ellos tendremos años de mala suerte, pero podemos evitarlo fácilmente.

Cuando se compra una casa nueva lo primero que se debe hacer es una limpia espiritual y energética que debe eliminar todas las cargas energéticas de los anteriores inquilinos o de la nueva construcción.

Como hacerte un Baño con Romero y Ruda

La efectividad de este tipo de limpieza es muy alta y apenas tiene dificultad de realizar y con ello podemos atraer la suerte y el amor. Para ello debemos de tener unas hojas de una hierba aromática o medicinal relacionada con la buenas como lo son la ruda y el romero (no importan si son frescas o secas).

La manera más sencilla es hervir en un litro y medio de agua las hierbas y posteriormente echar todo el contenido en el baño.

Luego nos sumergiremos en el agua y pasaremos un rato en ella meditando y pensando que todo lo que deseamos lo vamos a conseguir.

Pero, todo esto es la versión mas suave de este baño de ruda, que podemos potenciar añadiendo al recipiente en donde vamos a hervir el agua los siguientes elementos:

  • Una cucharada de sal.
  • Unas gotas de vinagre (el que uses habitualmente en la cocina, no importa el tipo).
  • Una cebolla pequeña o un diente ajo (tienen el mismo efecto de alejar las malas vibraciones).

Mientras realizamos el baño de ruda y romero encenderemos una vela blanca y quemaremos incienso del tipo que sea, aunque preferiblemente de palo santo o cualquier mezcla que veden de los que usan en la iglesia.

En el caso que solo dispongamos de una ducha el baño consistirá en una vez limpios dejaremos caer el agua hervida (a una temperatura que no nos queme) por detrás de nuestro cuello y que la misma vaya cayendo por nuestra espalda.

Vamos a aprovechar y hacemos una limpieza de la casa

Ya que estamos y tenemos el baño preparado vamos a aprovechar y realizar una limpieza energética de nuestra casa. Esto es muy importante puesto que en donde dormimos y debe estar libre de mala energías.

Se va a necesitar un pulverizador, que si no lo tenemos bastara con ir rociando con las manos un poco del agua hervida con ruda y romero. Esto lo haremos después del baño y para ello habremos guardado un poco del baño para este fin.

Se debe mezclar todo en al recipiente de agua mientras el incienso se consume, se tomará el pulverizador y se irá habitación por habitación vertiendo el líquido para que su poder y su influjo actúe.

También se puede hacer otro ritual para limpiar de energías negativas la casa que consiste en algo similar al anterior pero con estas plantas referidas –ruda, romero y laurel- o sólo una de ellas, miel, sal, vinagre, incienso y ajo.

Cualquier día es bueno para hacerlo y cualquier fase lunar en la que se encuentre, tanto en una fase de Luna Creciente, Menguante o incluso en Luna Nueva o Llena. La hora más correcta es aquella en la que no haya personas en la vivienda y puedan interrumpir el mismo.

Se puede hacer también dentro de un negocio u oficina, en realidad es efectivo en todo aquel lugar al que se quiera proteger.

Para realizarlo se precisa encender el incienso en la casa que deseas limpiar y esperar que se consuma por completo. Una vez consumido se debe recoger y guardar las cenizas.

Se caliente a un fuego muy lento el medio litro de agua que puede ser de lluvia, del grifo o de embotellado. Cuando empiece a hervir el agua de añade los ingredientes mágicos:

  • Las hojas de perejil, laurel, ruda o romero (o todos).
  • La cucharadita de miel.
  • Un poco de sal.
  • Unas gotas de vinagre.
  • Y la cebolla pequeña o un diente de ajo de tamaño mediano.

Se deja todo cociendo a fuego lento y cuando hayan pasado cinco minutos se apaga el fuego y se deja enfriar. Se pasa todo por el colador y el líquido resultante se pasa a un frasco rociador. Todo lo que haya sobrado se puede tirar.

Una vez todo en el pulverizador se puede comenzar el proceso de rociado habitación por habitación, todo dentro del frasco que será apto para este ritual por un espacio de tres días, setenta y dos horas.

Transcurrido ese tiempo se debe tirar el líquido purificador ya que habrá perdido sus propiedades de limpieza y para usarlo debemos hacerlo de nuevo.

Se debe empezar desde las habitaciones más alejadas de la puerta principal del hogar y terminar en la habitación más cercana a la misma. Si se vive en una casa de varias plantas se debe comenzar por las  superiores y terminarás en la de abajo, en la inferior.

También se puede pulverizar la casa desde el exterior y se creará una especie de escudo protector que evitará los ataques energéticos y malignos así como evitará que las malas energías entren en la casa.

Se puede hacer este baño cada vez que se quiera y es bueno que se dejen las ventanas y puertas abiertas, esto alejará lo Malo. Tras el ritual se puede cerrar todo.

Los efectos de esta limpieza son inmediatos, habrá una mayor paz, una mayor tranquilidad, bienestar, felicidad y la buena suerte se instalará en la casa.

Este tipo de acciones son beneficiosas y la casa quedará bendecida, protegida y repelerá los ataques energéticos y espirituales que puedan emprender contra nosotros, hasta el mal de ojo o las envidias que pueden ser muy negativas.

Es muy efectivo y fácil de hacer, no se arrepentirá del poder que despliega y lo positivo que es. Así, aprovechamos y hacemos el baño de ruda y romero para nosotros y para limpiar nuestra casa de malas energías y atraer lo bueno hacía nosotros.