Compatibilidad entre Acuario y Virgo en el Amor

Acuario y Virgo

Dos conceptos diferentes de ver la vida pero que tienen sus propias particularidades, para el primero de ellos todo es una fiesta y así se lo toma, con lo que hay que tener cuidado cuando se embarca en proyectos de importancia pues, puede, que su actitud no sea la más adecuada.

El segundo de ellos también se lo toma así pero necesita dilucidar que tras tanta diversión puede haber algo más pues se orientan mucho a la amistad y al amor.

La compatibilidad entre Acuario y Virgo en el amor es del todo laberíntica, tiene caminos que no se logran entender o divisar y que se debe resolver a cada giro que da la vida. Los sueños hay que cumplirlos, hay que marcarlos y tratar de realizarlos si es posible.

En el amor tienen afinidad limitada pues se alejan bastante en conceptos de la vida que no logran equilibrar, en los que no se ponen de acuerdo y que tiene su importancia. El nativo de ambos signos tiene conceptos similares pero que se alejan en el concepto final y que pueden hacer que tengan diferencias irreconciliables.

El acuario y virgo tienen una relación llena de matices, llena de diferencias, llena de analogías y, más allá de todo puede haber un rayo de luz, de esperanza, que haga que se entienda una relación entre ambos.

Hombre Acuario y Mujer Virgo

Los primeros valoran la amistad y el amor por encima de todo, son divertidos y son entregados, gustan de luchar por lo que creen aunque lo que creen, en muchas ocasiones, es una quimera. Es el hombre virgo también muy receptivo en estos temas.

Para ser amantes, virgo y acuario, los unos de los otros no se necesita nada, en ese aspecto les va a unir las ganas de pasarlo bien, de divertirse, de olvidar cualquier pena que tengan encima. No quieren ruido que les entorpezca entendiendo el ruido como comentarios o quejas a lo que hacen en un momento determinado.

Pueden confiar el uno en el otro, sin problemas, van a llegar a un entente de más que amistad que es particularmente curioso pues se respetan, no se meten en el terreno del otro, se dan su espacio, se dan libertad y se llaman para estar juntos ideando nuevas diversiones.

Si es verdad que en su relación deben tener cautela, ir paso a paso, se espontáneos pero también prudentes, no tener una agenda rígida de cosas a cumplir sino flexible cuando están juntos pues a ambos le gusta disfrutar y cuando se trata de ello el idioma universal es el de la sonrisa, el de la felicidad.

En esta pareja no hay lugar para desajustes pero si es verdad que, muchas veces, no miden el riesgo y, por ello, se ven abocados a problemas que son realmente complicados y de los que salen gracias a la ayuda del uno al otro.

Hombre Virgo y Mujer Acuario

Si entramos en el amor debemos saber que para ellos hay concepto igualmente diferentes, para los nacidos bajo el horóscopo de acuario el amor es un placer y tras ello un deber. Les gusta el juego de la seducción, de la conquista, del deseo, si todo eso se supera se llega a un momento que es clave para ellos: el del compromiso.

El nacido bajo virgo es más de entregarse al amor, al enamoramiento eterno, a lo que nunca quieren que se acabe, a lo que hay que someterse voluntariamente pues saben que es el único camino para alcanzar la plenitud que tanto demandan.

Para ellos no hay reglas ni compromisos solo amor sin cortapisas ni condiciones. Son las disposiciones que tiene y, más allá de todo, debemos saber que lo tratan de cumplir a rajatabla.

Acuario trata de asimilar determinadas cosas que no entiende, acepta cierta libertad en el amor pero quieren que le relación amorosa tenga un sentido, se llene de ello, que avance y que se vea que puede tener un final deseado.

Virgo es más de verlas venir, piensa que el amor es algo que puede comenzar ahora y puede durar toda la vida o dos días y siendo así mejor vivir el momento, el ahora y olvidarse de metas futuras. Hay que disfrutar de la vida y con esa inercia es con la que se lanzan al vacío emocional, a los sentimientos condenados a un tiempo o no. Depende de ellos.

Las extravagancias en este aspecto pueden ser muchas y muy variadas por lo que hay que ser tolerantes y, sobre todo, hablarlo todo con calma y cautela.

En el trabajo son de los que lo toman a regañadientes pues para el primero es una especie de tortura, de imposición social, de algo que hay que hacer para tratar de vivir, para tratar de mantenerse en la vida, de lograr con ello otros objetivos personales que son más orientados al ocio y al disfrute.

Es un medio para pagar facturas, viajes, y la vida en sí. No deja de cumplir sus obligaciones laborales, nunca las dejó a un lado y siempre hace su tarea de forma encomiable.

El Virgo es más irresponsable, se suele salir más por la tangente del trabajo y prefiere hacer que trabaja… Luego, otra cosa, será lo que haga.

Compatibilidad en el Amor

Juntos pueden darse cuenta que tienen una responsabilidad y que aunque sea por las normas sociales o por llegar a otras metas deben hacerlo, construir e implicarse.

En la familia son amantes de ella, si bien el primero lo siente de forma más especial que el segundo, cree que es el sumun de la felicidad, que los hijos deben rellenar el hueco necesario en la vida de toda persona, que ser padres reconforta, que la vida en pareja debe llevar a otras metas.

La mujer virgo sabrá acompañar pero es poco probable que se tenga apoyo de ella por el sentido estricto que tiene de la vida, pero asumirá bien sus responsabilidades.

Ambos tienen sueños que cumplir y deseos por realizar y por tanto su compatibilidad es alta. Ellos sabrán darse los relevos necesarios si logran centrarse en algo tan importante como mirar al presente y al futuro juntos en pro de una felicidad común que les aguarda y está por llegar.