Compatibilidad entre Aries y Géminis en el Amor

Aries y Géminis

Dos signos que tienen una lucha entre sí y que pueden llegar a ser muy afines o todo lo contrario pues a ambos les gusta tener una actitud dominante, una actitud que les lleva a estar, o querer estar, por encima del otro. Al primero le gusta que se cumplan sus deseos y al segundo conquistar, eso hace que salten las chispas.

La compatibilidad entre Aries y Geminis en el amor no deja de ser siempre algo que se mueve al borde de un precipicio, ambos son pasionales, de sangre caliente, llenos de una indudables ganas de dominio; viven intensamente todos los minutos de la vida y les gusta de las emociones fuertes si bien es cierto que nunca son tan tajantes en cerrar puertas a nada.

Si ella es la que está bajo el signo del aries tratará de ver en el Géminis a su media naranja, a la persona perfecta y correcta atribuyéndole hasta más cualidades de las que de verdad tiene, eso está bien y está mal, bien por qué se idealiza y mal por qué las expectativas pueden venirse abajo, con lo cual se puede desilusionar y ser peor para la relación.

Todo está sujeto a interpretaciones y si hay diálogo todo será más fácil, más llevadero, si ninguno de los dos se guarda nada y ambos tienden a expresar lo que sienten, ese es, sin dudas, el camino correcto y perfecto.

Hay que tener cuidado con los aries pues son muy de reinterpretar todo aquello que se dice y de adaptar los comentarios a su realidad o sacarlos de contexto, algo que puede llegar a ser complicado pues también destapa su lado más suspicaz y, por tanto, dentro de un orden del cual puede ser terreno pantanoso en cuanto a decisiones.

Necesita que se le acepte como es y no se quiera sacar otras formas de comportarse u otras actitudes que quedan fuera de cómo son realmente ellos, la aceptación y el conocimiento de su personalidad es importante pues no se les debe intentar cambiar.

Los Géminis son muy expresivos, a veces vehementes y eso puede asustar, tanto que es complicado poder cuadrar cuando están enfadados o cuando están en un tono más distendido.

 

Si todo resulta como debiera puede ser perfecto entre ambos, en todos los sentidos de la vida, tanto en lo personal como en lo profesional pues hay una gran química, hay simbiosis entre los dos y eso se refleja en el carácter y en la forma de ser que tienen como equipo o como pareja.

Para ellos no es el compromiso una prioridad y, por lo tanto, tienen margen de independencia y de libertad, pero si sienten ese lazo con la persona no tratará de alimentar las llamas del amor en otra hoguera, es algo que tienen muy claro.

Lo que tienen, totalmente, es muchos puntos en común, muchos gustos que corren parejos a lo que les gusta ambos, eso les anima a hacer actividades que les reconfortan y que les lleva a pasar momentos realmente cargados de imágenes inolvidables.

Mujer Aries y Hombre Géminis

A ella le gusta mandar, a él hacer lo que le apetece por lo que no siempre estarán de acuerdo en sus prioridades, lo que en un momento es lo que hay que hacer es lo que puede no ser de las apetencias del otro, así que, de alguna forma, hay que saber tener el consenso adecuado teniendo en cuenta que la personalidad de ambos es muy fuerte.

Esa forma de ser, con carácter, es la que puede hacer que salten las chispas de la discordia y los malentendidos, todo tiene solución pero hay que poner de parte de cada uno de ellos, de otra forma es muy complicado pues la tozudez del hombre Géminis es un rasgo definitorio.

La vitalidad, la alegría, la confianza, el entusiasmo, la diversión son un argumento perfecto para disfrutar, también la imaginación, la constante de querer inventar un mundo en el que refugiarse y en el que puedan estar, convivir, al fin y al cabo también es la estabilidad necesaria que todo ser humano busca.

El nacido bajo el signo de los Géminis puede adaptarse al entorno sin problemas, tiene todos los argumentos y todos los pros para poder estar en una posición de favoritismo, su versatilidad también es un valor a tener en cuenta y le gusta escapar de su rutina máxime cuando la pareja es impulsiva, apasionada y fuerte, tanto que pueden llegar a un equilibrio perfecto.

Desbordan energía y también curiosidad por descubrir cosas,  el impulso inicial es buscar, descubrir, también dependerá el estado de ánimo pues no siempre se tiene el cuerpo para fiesta y diversión pero se intenta.

En las malas hay que sacar esas fuerzas de donde sea, no dejar caer en la depresión, tampoco en el desánimo, siempre hay algo que iluminará la mirada de a quien se quiere.

En el amor se apoyarán, sobre todo, en la capacidad de diálogo, los Géminis son muy charlatanes y, por ello, siempre tienen temas y argumentos para no aburrir a nadie siempre y cuando no se convierta en un monólogo, cosa que es muy posible. Pero esas palabras, esas conversaciones, harán que comience a surgir todo tipo de sentimientos y pasiones.

La simpatía, el atractivo, todo es un sumatorio que  se irá reflejando en aquello que hacen y que les seduce, la necesidad de sentirse querido también es importante aunque haya actitudes que sean tremendamente contradictorias pudiendo pasar del amor al odio y viceversa en cuestión de segundos.

No hay que dramatizar ni que sacar las cosas de su sitio, todo vuelve a su cauce con rapidez si no se sobredimensiona todo.

 

¿Son Compatibles en la Cama?

A su tiempo les será necesario formar una familia, lograr esa estabilidad de saber que, con esa otra persona se puede lograr lo que siempre han soñado o que han buscado, por lo que con la calma y la paciencia requerida siempre será algo muy positivo y duradero en el tiempo.

En lo amatorio, en los juegos de cama, son creativos, desinhibidos, calientes, explosivos, pueden ser tradicionales pero les gusta probar cosas nuevas, tener sensaciones diferentes.

En el trabajo es una mezcla perfecta pues dominan aspectos diferentes, desde la administración por una parte a la inteligencia por otra, eso les llevará a desarrollar proyectos de gran envergadura si acepta cada uno su papel.