Compatibilidad entre Aries y Leo en el Amor

Aries y Leo

Montaña rusa de emociones, así se podría definir la relación entre estos dos signos del zodiaco donde se vivirán intensan etapas sentimentales y pasionales. Ambos son de extremos y pueden pasar del amor al odio, y viceversa, casi sin darse cuenta pero, pese a todo, tener una magnífica relación.

La compatibilidad entre Aries y Leo en el amor viene marcada por las dotes de mando que tienen ambos, de corazón caliente e ideas firmes es difícil que puedan cambiar de opinión, la cabezonería es una de sus características principales pero también esa fuerza interior que les hace moverse día a día y que resuelve situaciones que podrían ser tildadas de complicadas.

En principio la tendencia será que Aries ceda un poco de esa actitud dominante pues, por regla general, los del signo del horóscopo Leo son más incontrolables y más complicado que se mantengan en una segunda fila, por lo que hay que saber dar el lugar correspondiente a cada cual y no herir susceptibilidades.

El primero de ellos suele ser aventurero, suele –como se dice- “liarse la manta” a la cabeza y tomar decisiones importantes de forma rápida, a veces casi impulsiva; es un conquistador –o conquistadora- nato/a pero se les puede hacer daño con facilidad pues su debilidad radica en su corazón.

El segundo es el rey, suele tener actitud de liderazgo, a veces cree que está por encima de todo, del bien y del mal, de sus semejantes, de todo, es complicado tratar determinados asuntos con él máxime cuando podría parecer que desprende cierta actitud se superioridad que puede ser muy molesta.

En el terreno amoroso la tónica suele ser igual: tanto aries y leo quieren llevar la iniciativa, quieren controlar, dominar al contrario, pueden haber tensiones pero el sentido del humor de ambos hará que todo quede a un lado y que se dialogue todo con una total corrección y simpatía.

Los nacidos bajo el signo del león podrían pecar de orgullosos, de vanidosos, de mirar demasiado para sí mismos y no soportan bien la críticas; pueden herir los sentimientos de los aries llevados por su ira, por el genio inicial que tienen, por el arranque de furia, aunque luego se arrepientan.

Mujer Aries y Hombre Leo

Si es la mujer aries toda la situación anterior de atenúa en función del carácter pues quedará subyugada por la forma de ser de su pareja, rozando la superficialidad pero también valores a destacar como la honorabilidad.

Habrá momentos inolvidables en los que la complicidad, las risas, las expresiones de amor, los mensajes cariñosos, los regalos bordarán en letras de oro cada minuto, hay que saber valorar todo ello.

Tienen otra característica común: la intuición, ambos son muy intuitivos, tanto que, realmente, pueden llegar a comprenderse sin ni tan siquiera hablar o mirarse; igualmente pueden ser muy intolerantes, algo que para ellos no tiene razón de ser es la mentira, no la llevan bien y puede ser motivo de ruptura por lo que hay que tener mucho cuidado con este particular.

Son dominantes y orgullosos, este último es difícil pues se pueden cegar en posturas que aunque saben que es equivocada quieren seguir manteniendo; el respeto, la planificación, las decisiones consensuadas son un elemento básico para que se eviten conflictos que podrían derivar en algo más.

Tendrán que saber valorar el poder de la relación sentimental, el peso que tiene, para decidir lo que quieren, si el amor de la pareja o la vida en soledad tal y como ellos la entienden. Es una decisión dura pero es el primer paso para descubrir los sentimientos que tienen realmente.

Una vez que uno está en la vida del otro ya no habrá más personas para el otro, la atracción es tremenda y siempre hay cosas que descubrir. El plano físico le atrae fuertemente pero también el intelectual, el emocional, el espiritual. Es un conjunto que llena y colma las aspiraciones de cada uno.

Al ser el elemento de fuego el que rige la relación habrá enfrentamientos pero es, en este sentido, donde se mide la compatibilidad de ambos y donde deben comenzar a superar los obstáculos que van surgiendo.

¿Son Compatibles en la Cama?

En el terreno amatorio tienen una compenetración extrema, máxime cuando desde el primer momento el uno y el otro se han gustado, así es el momento de profundizar en la intimidad y conocerse mejor en la cama, pese a la naturaleza dominante del uno y del otro hay un apartado definitorio y muy positivo: las ganas de complacer a la pareja. Es la generosidad en el amor, el cariño.

En el trabajo son muy creativos y responden a estímulos en función de las ambiciones que tienen, pueden apoyarse el uno en el otro y caminar juntos por el mismo objetivo. Como unión laboral es a tener en cuenta pues se complementan a la perfección, tienen habilidad, inteligencia y se diferencian del resto.

Pisan terreno quebradizo cuando de la vanidad se trata y pueden surgir conflictos de poder si quieren ser la cabeza visible de una tarea, hay que imponer un criterio de igualdad y respeto, así sabrán los límites que tienen cada uno y, sobre todo, comprender a la otra parte.

No rehúyen una batalla nunca pero lo hacen con cabeza, analizando la situación, la estrategia es básica en su vida por lo que jamás hacen algo de forma alocada, todo se corresponde con un patrón muy definido de actuación, si bien es cierto que puede originar momentos de mucho estrés.

En líneas generales la relación entre ambos signos puede ser muy positiva si aprenden a controlar esos vaivenes que tienen dentro de la tormenta de sus emociones y sus sentimientos.

 

Al ser muy parecidos en cuanto a su forma de ser y entender la vida habrá mucha conexión entre ellos pero siempre si lograr aceptar el papel que deben tener y si llegan a ser pareja reinando un clima de tolerancia y aceptación, de serenidad, de solidez y de diálogo.

Pese a que puede parecer que no son los signos más compatibles que podemos encontrar dentro del zodiaco y hay factores que les acercan a ambos y que puede ser fructífero y permanente.