Compatibilidad entre Aries y Libra en el Amor

Aries y Libra

Cuando se habla de una pareja equilibrada, donde parece que no hay aristas y todo es armonía, esa puede ser la formada por estos dos signos allá donde también tienen sus diferencias y hay que saber encontrar bien ese punto neutro que hace que ambos congenien a la perfección.

La compatibilidad entre Aries y Libra en el amor es muy alta, quizás viene de la riqueza que tiene el hombre cuando pertenece al zodiaco representado por la balanza y que le hacen especialmente seductor o, tal vez, por qué si es mujer la capacidad de atracción que tiene es muy alto y hace que los pequeños conflictos sean más fáciles y llevaderos.

Lo que no se puede negar es que, entre ambos, hay una química especial y una forma de entenderse que les hace ser muy compatibles.

Hay un gran entendimiento entre ambos, en todos los sentidos, y se adaptan bien el uno al otro, no hay fricciones y pueden asimilar bien lo que se dicen mutuamente. La atracción es enorme y el comienzo de la relación puede cimentarse precisamente en eso aunque tengan sus diferencias.

A medida que se van conociendo todo ello pasa a un segundo plano y se aceptan todos los matices que tienen en su forma de ser, a largo plazo se tratará de un elemento positivo pues da estabilidad y, a corto plazo, si no ha funcionado es que no lo hará en lo sucesivo por lo que la cara y la cruz, el futuro, está decidido casi en los primeros compases y será cuestión de personalidad y de saber adaptarse como pareja.

Mujer Aries y Hombre Libra

El hombre Libra va a compatibilizar bien con una mujer Aries. La combinación inversa es menos propicia aunque también se puede decir que se pueden llevar bien en el amor.

Los aries suelen tener fuertes convicciones, ser muy decididos, capaces de tomar las determinaciones que se requieran, sacan sus propias conclusiones con extrema facilidad y un enfoque de las cosas que hace que sean muy particulares pero que también puedan estar equivocados en sus planteamientos.

Ahí es donde entra el Libra, con su forma de tomarse todo aquello en lo que le pone la vida pero también en la tozudez con la que encaran las decisiones, esto hace que se tengan dos puntos de vista muy diferentes de la misma cosa.

La disparidad de criterios puede arruinar la paciencia del Aries pues suelen querer llevarse siempre las de ganar cuando se trata de algo que se cuestiona o debate, además la indecisión de la otra parte suele tomarla a mal, no entiende los motivos por el que se lo piensa tanto y puede llegar a pensar que, realmente, se trata de algo personal que se tiene en contra de él.

Sin embargo la pareja quiere realmente que se le comprenda, que entienda sus ganas de ver todo con varias perspectivas y que entienda que hay otras vías y no sólo la suya.

En el amor son muy dinámicos, se dejan llevar, son muy sociables, tienen una forma de relacionarse diferentes pues el uno prefiere las conversaciones y la personalidad de su contertulia, el Aries es más de guiarse por las apariencias y las experiencias, mientras el libra es más práctico, sea como fuere, juntando ambas partes nos encontramos con algo importante: una visión global muy sugerente.

Los comienzos de la relación entre ambos pueden ser explosivos, difíciles cuando menos, pueden llegar a repelerse pero si se pone atención hay algo que los atrae y ese algo debe ser los sentimientos que brotan del uno hacia el otro, aunque parezca una paradoja.

Hay que tener paciencia, mucha paciencia, es la única forma y el único camino si se quiere tener de compañero a alguien nacido bajo el signo de la balanza, hay fascinación entre ambos, muy complicidad, todo es cuestión de detenerse a hablar y poder sacar el verdadero “yo” de cada uno.

En el Libra encontrará una fuente de entendimiento, alguien con la capacidad de escuchar, de poder ponerse en la situación del otro, de ser capaz de considerar todas y cada una de las acciones que se hacen, por desapercibidas que pudieran pasar o por poco importante que se les pueda considerar.

Su dulzura será otro elemento de atracción importante, su seguridad un pilar básico y el apoyo que pueda conseguir en las situaciones que lo requieran harán que estén totalmente a gusto, algo necesario en toda relación que nace.

Sentido del equilibrio, mucho orden en el caos, armonía, todo evoluciona hacia una transformación que hacen que tengan el beneplácito para seguir adelante en otras metas y otros logros que deseen.

¿Son Compatibles en la Cama?

En el terreno del amor los dos van a entenderse bien, son signos muy fuertes y, generalmente, no suele haber muchos problemas en la acama. Lo que puede parecer lujurioso, a simple vista, es el colmo de la felicidad apaciguados esos primeros ánimos llenos de ímpetu y de pasión, hay mucho amor y muchas emociones.

En el trabajo ambos signos van a formar la pareja idean, entre otras cosas por qué uno tiene esa fuerza que le hace emprender todo tipo de proyectos y acciones, puede llegar a operar sólo pues tampoco es que esté demasiado acostumbrado a trabajar en equipo.

Pero la compañía le vendrá bien pues le hará ser más comunicativo, abrirse más, compartir más, ser capaz de comprender que hay formas de ejecutar la tarea o que hay personas tan aptas, laboralmente hablando, como ellos.

También en ese encuentro entre personalidades es muy interesante comprobar como ambos se complementan, uno es el que pone las ideas, ser el motor, el que mueve todo, el que es inquieto y busca opciones; el otro es el que pone la tan necesaria paciencia que hace que todo se asiente y llegue al lugar donde debe en los plazos correctos y marcados.

Tienen poder de decisión pero será siempre el aries el que tome la iniciativa, con el tiempo puede hacer que su pareja se acomode, se asiente en ese rol de secundario que acepta pero le incomoda pues también lo que tenga que aportar es interesante, hay que saber dar su sitio pero en líneas generales nada puede oscurecer el camino a la felicidad que tienen ambos entre si y que les hará disfrutar de los momentos en los que estén juntos.