Compatibilidad entre Aries y Sagitario

Aries y Sagitario

Se podría decir que no hay dos signos que no podrían cuadrar mejor entre afinidades y gustos, ambos se sienten fuertemente atraídos el uno por el otro y habrá mucha química y muchas ganas de hacer cosas juntos pero, no nos podemos engañar, quizás todo eso es a primera vista pues luego subyacen otras diferencias más insalvables que, quizás, llegado el momento, puedan provocar momentos de conflicto.

Hay muchas aficiones que comparten ambos pero la compatibilidad entre Aries y Sagitario en el amor es muy elevada siempre y cuando ambos tengan su espacio, ambos tengan el sitio y la libertad, no debe haber nada que los reprima y esa llamar del amor brotará pronto, ninguno de los dos frenarán sus impulsos.

Se parecen mucho: son espontáneos, vitales, con mucha tolerancia y comprensión por lo que habrá siempre una capacidad alta para que ambos puedan expresar lo que sienten sin sentirse cohibidos o amenazados por lo que piensen o digan. Saben que sus respuestas o preguntas van a ser tenidas en cuenta y no van a hacer nada que pudiera herir a su pareja.

Hombre Sagitario y Mujer Aries

Si el hombre es el Sagitario se debe saber que siempre va a haber una disposición a conocer la verdad y a decirla, son sinceras aunque se hagan los remolones, puede que se anden con rodeos pero es sencillo arrancarles los que piensas pues están deseando decirlo, podríamos decir que son malos guardando secretos y que si quieres que salgo se sepa sólo tienes que decirle aquello de: “No lo digas, es un secreto”.

Esto puede hacer que se pierda la confianza en ellos pues no refrenan su lengua y eso puede motivar disgustos y enfados.

 

Suele ser celoso por lo que no hay que parecer que se está coqueteando con otros, además siempre será el perfecto caballero, muy seductor y muy cariñoso por lo que es lo que toda mujer desea.

Además habrá situaciones que les haga, a ambos, ver las cosas con diferentes perspectivas, con diferentes criterios, la relación se apoyará en la franqueza de ambos y de decirse, claramente, lo que piensan a la cara, sin reservas, sólo desahogándose, no dejando nada al azar ni que sea malentendido puede llegar a ser, con posterioridad, doloroso.

Ambos sienten que quieren a la otra persona, diferente será la forma que tengan de abordarlo, de decirlo, de acometerlo, lucharan por la relación si les importa y no querrán que medien engaños ni trampas, con la sinceridad se puede llegar allá donde su corazón quiere realmente.

Las situaciones diarias, los retos, las aventuras juntos harán que haya una simbiosis perfecta además podrán llegar a más debido a la buena comunicación que hay entre ambos, aunque pueda haber cierta voz autoritaria en la pareja realmente se debe a que, siempre, uno de ellos debe asimilar esta forma de ser pero dejando siempre que la otra parte tenga voz y voto incluso imponiendo su voluntad.

Se podría decir que a los aries le gusta imponer su criterio, ir donde ellos digan o que su punto de vista prevalezca; los sagitario, por su parte, escuchan y hacen lo que quieren. Es una buena forma de estar en forma en una relación siempre que haya una tolerancia.

En el amor hay un poco de recelos para aceptar lo que quiere la otra parte. La tendencia coqueta de los segundo puede resultar molesta pero, de alguna forma, se está cimentando el contemplar con buenos ojos la forma de ser de cada uno que les llevará a encauzar bien lo que nace entre ambos.

Si es el hombre el Sagitario y la mujer Aries podemos estar antes una de las grandes historias de amor donde habrá complicidad, donde son activos, llenos de vida, entusiastas, con un ánimo fuera de toda duda y con la capacidad de hablar, de poder sentirse bien y de contemplar cada día teniendo al lado a alguien que les enriquece.

En caso que no funcione no pasará nada pues serán amigos y lo que ahora no ha funcionado puede que, con el paso del tiempo, pueda hacerlo. Ambos se contemplan y toleran, la filosofía de uno contra la impulsividad del otro, esto bien llevado nos lleva a relaciones que son muy estables y duraderas.

Además si tienen un concepto espiritual similar nos dice que ambos son de los que pueden tener intereses comunes pero que no tiene conflictos, pueden ver la otra parte con agrado.

Las aventuras están garantizadas y siempre buscarán momentos que vivir y que compartir. Ambos son elemento de fuego y hay muchas combinaciones, hay mucha energía, mucha variedad, la unión puede ser explosiva.

No les gusta la rutina, siempre están deseando cambiar, nunca quieren estar en un punto fijo o acudir a los mismos lugares, hay buena comunicación, son muy humanos y comprensivos, parece raro que pueda haber algo que los turbe.

La diversión, la alegría, las ganas de vivir intensamente cada minuto, cada segundo, es tan importante que poco o nada puede alterar esa forma de ser y de querer reflejar las cualidades que se tienen individualmente o como pareja.

No todo tiene por qué se bueno o positivo, también nos encontramos con momentos de riñas y discusiones, en gran medida por que el ariano tiene mucho carácter, mucho genio, y eso hace que la ira aparezca en momento no deseados que les hacen ser terriblemente díscolos el uno con el otro aunque todas estar tormentas pasen rápidamente.

No hay aburrimiento en la relación, el uno propondrá al otro y se aceptarán de buen grado, puede hasta que piense aquello de: “¿Dónde te has metido todo este tiempo que he estado sin ti?”. El tándem que forman es perfecto, único y se fomentará el conocimiento interior de ambos.

La pareja es más espiritual y kármica y traerá la suerte y los beneficios, aunque atraiga la superficialidad no lo es pues luego gustan de profundizar dando lugar a la una compatibilidad muy alta en este sentido, que también es importante y va a dar mayores connotaciones a este idilio del que disfrutarán enormemente.