Compatibilidad entre Capricornio y Escorpio en el Amor

Capricornio y Escorpio

Combinación de signos con muchos contrastes donde uno pone la calma y el otro pone la parte más pasional, más emocional. Son realmente curiosos y los unos por serenos y los otros por extremos pueden ser desaconsejadas estas uniones aunque pueden llegar a complementarse perfectamente.

La compatibilidad entre Capricornio y Escorpio en el amor dependerá de la forma en la que tengan de congeniar y aceptar como son el uno y el otro, sobre todo el segundo de ellos tendrá que aprender a atemperar los nervios, a estar tranquilos y no dar rienda suelta a esos impulsos explosivos que tiene.

Tiene la dificultad de son extremadamente estrategas pero, además, se dejan llevar por las pasiones, por el corazón, cuando esta lo domina comienza a desarrollar ese instinto suicida de entregarse al máximo a quién sea o a lo que sea y son extremistas.

Tener una relación sentimental con ellos es tener que aguantar sus defectos y sus virtudes, elevadas a la enésima potencia y elevada a un rango jamás vivido. Un nativo escorpión es toda una aventura y un no vivir ni un solo día sin pensar que junto a ellos el tiempo pasa más lento.

No hay una afinidad clara entre ellos pero tampoco se puede decir que sean tan distantes que no puedan estar juntos, sólo es una cuestión de criterio y de comenzar la tratar de ver las cosas como el otro lo ve, en un caso implicándose y teniendo la empatía suficiente, en el otro sabiendo del nervio y la pasión que ponen y tratando de ser un poco más estable y menos impetuoso.

Hombre Escorpio y Mujer Capricornio

Como amantes son personas que tienen muchas relaciones comunes y que son profundamente leales, ambos, por ello quién consigue su amistad tiene gran parte del camino andado para lograr algo estable y muy duradero, tanto que no podrán de tener siempre su teléfono a mano o para cualquier consulta y apoyo.

Para elegir son muy selectos, cada uno de ellos tiene un estilo y elige con cuidado a quién colgar ese cartel de “amigo”, quieren que sean constructivos, profundos, fuertes, de no ceder a los chantajes, tener una mejor vida, que nada los agite y que tengan la oportunidad de conocer mejor a todo el que se acerque, de ellos dependerá a donde quieran llevar esa relación.

Pocos pero buenos, eso parece ser el lema de los primeros, lo segundos tienen una personalidad muy fuerte y no conceden demasiadas oportunidades para que se les pueda conocer bien, no son solitarios pero les gusta la independencia y tener su espacio; algo que es importante es saber que con ellos una relación va a huir de los conflictos, no le gusta pelear, no les gusta una disputa y saben solucionar lo que surge si está en su mano el poner remedios.

Tiene una filosofía particular de vida, son de mentalidad compleja, muy sofisticada, capaces de prever mil situaciones y de una capacidad alta para desarrollar cualquier tipo de idea que les surja; muy creativo y capaces.

En la amistad que tienen ambos hay que tener cuidado con todos los extremos pues son tolerantes pero no soportan determinadas cosas que deben pulir, para llegar a conocerse deben profundizar y confiar el uno en el otro, tienen ese margen que deben superar y no ser tan suspicaces, no obstante ambos pueden divertirse y ser grandes amigos.

En el amor son realmente llamativos pues el Capricornio es la faceta más positiva del amor, la más activa, jovial, entienden este capítulo como algo simple: por amor se vive, por amor se es. No hay nada más, no hay egoísmo, no hay intereses, no hay conveniencias, no hay ningún límite ni chantaje emocional, tampoco deben limitarse y mucho menos recordar situaciones pasada, son de los que piensan que el amor es vida y por ello merece la pena.

Si hay un signo que vive el amor de forma intensa ese es el nativo de Escorpio, tremendamente pasionales, tremendamente intensos. No hay nada que les haga renunciar a lo que quieren, de esta forma si es de su deseo tratarán de lograr lo que se proponen. Donde ardió una hoguera se disfruta de la luz; el amor repara, sana, construye, no destruye.

Quizás es un punto de desencuentro, Capricornio es de los de ir poco a poco, con calma, sin dolor, el contraste con la pareja es grande pues es más temperamental, más de impulsos y dejarse llevar.

Si logran entenderse en un punto medio, dependiendo del carácter que tenga cada uno de ellos será el modelo de relación, con ambos muy compenetrados y firmes.

En el trabajo tienen una conducta que es muy de celebrar todo aquello que hacen, se entregan y dan lo mejor de sí mismos en todo lo que hacen. Tienen una gran capacidad para hacer cosas y, sobre todo, procuran estar en equipo para, unidos, alcanzar cotas mayores. Los nacidos bajo el signo de la cabra demuestran que están por encima de todo aquello que les pueda ocasionar distracción de su ocupación. Son inmejorables en ese sentido.

Escorpio es otro de esos signos que van a muerte en todo lo que hacen, puede ser lo mejor o lo peor dependiendo de cómo se tomen la tarea encomendada pero pondrán todos sus sentidos en ello. La asociación entre ellos podría ser fácil y difícil, les puede dar miedo o aceptarla sabiendo como son y la productividad que puedan sacar a todo ello. Si gusta el riesgo y jugar con fuego es un buen ejemplo de lo que supone.

Ambos valoran la importancia que tiene la familia, que tienen un deseo de formarla aunque solo sean ellos dos, que hay una defensa de la misma y los valores que representan y que son de los que se quedan sin comer por darlo a los suyos.

Ambos se ofrecen en todas las facetas de la vida y pese a sus diferencias podrían formar un hogar feliz, tener una relación feliz y mirar con optimismo al futuro, si se dan una oportunidad seguro que no la desaprovecharán y sabrán alcanzar ese estado tan deseado como soñado.

¿Son Compatibles en la Cama?

En esta combinación de signos del horóscopo existe un problema en este terreno y es que el nacido bajo Escorpio puede llegar a cansarse pronto de las relaciones rutinarias.

Será cuestión de que Capricornio sepa jugar y mantener activa la llama de la pasión para que las relaciones íntimas no decaigan cuando ya se lleva un tiempo en pareja.

Al principio todo resultará bonito, pero hay que ser previsores y tener en cuenta que el amor es algo que hay que ir alimentándolo cada día para que este llegue a ser duradero y estable.