Compatibilidad entre Géminis y Capricornio en el Amor

Géminis y Capricornio

Combinación de contraste donde uno pondrá la huida de todo lo que implique un compromiso y el otro el romanticismo y la pasión, algo tan necesario en la vida de aquellos que, de alguna forma saben cómo funciona la mecánica del corazón.

La compatibilidad entre Géminis y Capricornio debe ser siempre vista desde aquel que sabe que hay características muy diferentes entre ambos signos, desde el que sólo quiere tener el trato preciso en función de sus necesidades del momento hasta el que, de alguna forma, nacido bajo el signo del carnero, precisan de atención, del ardor de los sentimientos.

Hay una tremenda paradoja relacionada con las emociones entre los dos signos: Capricornio ama a los demás, de forma intensa y casi incomprensible. El Géminis se ama a sí mismo más que a nada con lo que es complicado que lleguen a un consenso, tal vez si el uno ama al otro y este a sí pues toleren una relación que, a priori, sólo recibe uno y resulta muy egoísta, pero si ellos lo aceptan…

Son poco compatibles en el amor en líneas generales, pero también es verdad que todo tiene una medida y no se limita nada en las dimensiones de las relaciones que tienen. Por ello se imponen límites a los que llegar y no traspasar pues saben que el riesgo es alto y que pueden perder amigos debido a ello.

Hombre Géminis y Mujer Capricornio

El nacido bajo el signo de capricornio se vuelca en cuerpo y alma en lo que hace, pone el corazón en cada acción que hace con respecto a su pareja, para ellos no hay limitaciones ni filtros, al menos en lo que amar se refiere, es además una herramienta para alcanzar el siempre necesario equilibrio y la felicidad.

La mujer capricornio sabe que lograr tener una relación con la persona ideal es tan básico como difícil de alcanzar, por ello contempla al hombre géminis como de las últimas opciones en tenerlo cerca en ese terreno, evita enamorarse de él pues sabe que no daría como resultado una relación óptima.

Puede que fuera ardiente al principio, incendiario, pero también luego llega la gelidez, la frialdad, el desconocido que se convierte y que no es deseable. Antes de llegar a ese punto se prefiere no iniciar nada.

No es que el geminis no sienta el amor, sólo que lo entiende de otra forma, lo lleva a un ámbito en el que no deja de ser algo más, un elemento más en la vida y no como el segundo que piensa que todo lo puede y que unidos se pueden conseguir muchos logros.

Lo que para uno sólo es una experiencia para otro es algo más, un elemento para crecer.

En la amistad tenemos que cada uno aprecia lo que se tiene y entienden que se necesita de ellos y que les puede llevar a otras metas e, incluso, a acometer otras etapas en la vida, con retos y con necesidades que van más allá de todo lo que se podría plantear, como vehículos para lograr algo. Quizás sea el concepto correcto o quizás no pero si funciona tampoco es criticable.

Hombre Capricornio y Mujer Géminis

De sus amigos valora las diferentes personalidades y que digan las cosas a la cara, sin rodeos y sin tapujos, le gusta esa forma de ser directa y, sobre todo, más allá es tratar de afrontar retos juntos. Sabe valorar las personalidades de aquellos que le rodean y, por ello, extrae de cada una de ellas lo que cree más positivo, aleja a todo aquel que considera tóxico o pernicioso.

Ambos son compatibles en el amor, mucho, siendo un complemento el uno del otro, las carencias del uno las puede suplir el otro sabiendo que Géminis tiene una forma de ser compleja, difícil, extraña y que en la vida cotidiana puede ofrecer muchas alternativas.

Es esa personalidad y sus variantes la que llama la atención al nacido bajo carnero pues encuentra lo que él necesita aunque puede cansarse pues los desvaríos pueden llegar a marearlo.

No solo uno aprende pues el otro también toma apuntes de cómo se comporta el Capricornio y, por ello es cuidadoso en sus relaciones, necesita construir pero también abrirse a los demás y que se conozcan para que ambos disfruten de forma total.

En materia laboral reconocen que es importante pero hay algo que no les resulta cómodo, la entrega. El primero no duda en poner todo su empeño en lo que hace teniendo el esfuerzo como bandera y que les ayuda a cumplir todas las exigencias que tienen en torno a sí o a la labor encomendada.

Compatibilidad en el Amor

Los nacidos bajo el signo del horóscopo de Capricornio no se evade de las obligaciones que tiene y, por tanto, trata de cumplir con todo el esmero posible, con toda la dedicación y, sobre todo, sin perder de vista el objetivo principal: otra forma de crecer, pruebas vitales.

En la familia es diferente pues no puede esperarse que estos sean un modelo pero tampoco son desprendidos, consideran que puede ser algo que no entra en sus prioridades y que les lastra en conseguir otras metas o una evolución natural.

Podemos decir que el homnre géminis no es partidario de familia o de relaciones familiares cuando se ve mezclado con un Capricornio, por planteamiento, por convicción, por separarse de una imagen que no pretende dar.

Puesto en una tesitura familiar se esforzará como nadie para que resulte sobre todo por qué su compañero, su pareja, si lo siente, sólo por eso le merecerá la pena y será señal que ha aprendido algo: a compartir y a dar sin recibir. Quizás entienda lo que es el amor, por fin.