Compatibilidad entre Géminis y Virgo en el Amor

Géminis y Virgo

Una de las parejas menos estables que puede dar el zodiaco es la formada por estos dos signos, son diferentes, tanto que esas diferencias pueden llevarle a querer evitar, a toda costa, el uno al otro, lo cual no quiere decir que tengan facetas en las que sean más complementarios.

La compatibilidad entre Géminis y Virgo en el amor va a venir determinada en función del grado de compromiso que tenga cada uno, los primeros por qué entienden que en la responsabilidad se encuentra uno de los valores más importantes de la vida, del que nadie se puede evadir. Se asumen las consecuencias de lo que se hace y se hace aquello que, de alguna forma, estamos obligados a hacer.

Son especiales y depende de cómo se levanten por la mañana es como responderán todo el día, tremendamente duales y tremendamente variables, el carácter puede ser algo que es insuperable para otras personas por lo que no se llevará bien con otros signos del zodiaco pues todo está en función de esas condiciones que tienen.

Virgo no se puede decir que sea uno de los que tienen mayores simpatías hacia el signo de Géminis y viceversa, son formas de ser diferentes y, por ello, las marcas que dejan son demasiado abruptas para que uno y otro las pasen por alta si bien es cierto que siempre suelen buscarse pero que, luego, no congenian.

Hombre Géminis y Mujer Virgo

Como amantes podría tener una amistad sólida pues es muy social aunque por su cabeza no pasa atarse demasiado a una persona, el compromiso les repele y, como tal, no quiere que nadie afecte a esa forma particular de entender la vida, tampoco quiere reclamaciones ni demasiadas reglas que puedan poner en juego esa libertad que ahora tiene.

La amistad la concibe como algo que no debe notarse, en la que no haya injerencias ni se note su presencia, ni haya demandas ni observaciones, casi transparente; tienen muchos amigos pero son de paso, de los que aparecen, desaparecen y son sustituidos por otros para volver a desaparecer.

En un nacido bajo el signo de Géminis esto no tiene un reflejo en su forma de ser, esto no puede ser como ellos lo entienden y, por ello, se alejan de todo ello pues quieren que sus amigos de comprometan de forma efectiva, de forma práctica, de forma total para crecer juntos.

El respeto por los amigos y lo que representan es algo que llevan dentro y que hacen que se enriquezca día a día, se considera como una retroalimentación en la que todo influye y todo deja un poso importante que lleva a la progresión y la evolución. Para el Virgo esto es excesivo y huye de ese concepto por lo que se repelen.

En el amor ambos son muy distantes, muy lejanos, no lo conciben como algo vital en sus vidas por lo que están en extremos de lo que podría ser “la llamada de los sentimientos”, no hay forma de pensar, o de creer, que puede ser algo que, en ellos, que les lleve a una transformación.

El nacido bajo el signo de los gemelos ve en todo lo que sea el amor algo que si no funciona mejor irse con tranquilidad, se toman el tiempo que sea necesario para elegir a su pareja sabiendo que es algo que les puede unir de por vida. No deja de ser cauteloso, pero cuando coincide con un Virgo todo cambia y esa mesura, esa precaución, desaparece. Quizás por el concepto que tienen también de ello y de lo que supone subir por esa escalera vital.

Todo en el amor tiene ventajas e inconvenientes, es lógico, pero sobre todo se trata de compartir momentos, de alegría, de pena, de emoción, de ilusión, de desilusión, de esperanza… Todo entra en el juego que los seres humanos tenemos y que se nos olvida principalmente algo: Vivir y buscar la felicidad.

En este binomio se puede dar muchas variantes pero siempre pero siempre se buscará el no tener un compromiso, que pueden llevar  a chantajes emocionales, sin certezas y ni dudas.  Si ambos entienden esto y lo acepta, contracorriente, se puede decir que son muy compatibles en el amor y que podrían tener algo más de lo que ambos piensan.

Nada es eterno entre ambos signos y llegará el momento en el que el uno y el otro se cansarán y querrán seguir sus respectivos caminos.

Dentro del marco laboral nos encontramos con otro factor importante como lo es que suelen volcarse en todo lo que hacen de una forma tremendamente efectiva pero con una visión diferente, mientras Virgo es un tanto indolente en este tema y parece que nada le importa, que todo le trae sin cuidado y que se limitan a cumplir simplemente. El caso de los gemelos es más centrado e imprescindible en las tareas que hacen, además considera que el trabajo les lleva a evolucionar como persona o espiritualmente.

Una unión de ambos en una acción laboral o en un proyecto puede comenzar muy bien pero puede terminar muy mal, más tarde o temprano, el nacido bajo la Doncella se cansará y renunciará, cuidado con ello pues denota como son realmente.

En temas familiares son términos diferentes, de cómo puede ser el primero que es más libre y menos dependiente al segundo que gusta de regresar, ocasionalmente, al seno familiar, aunque por poco tiempo, allá donde la mayor duda es que es lo que quiere realmente, pues parece atraerle el concepto pero no el compromiso que ello conlleva.

También pueden tener un punto de convergencia en este punto si bien el primero le da el valor necesario a la familia, no más, y de alguna forma tampoco tratará de acercarse más de lo necesario pues saber lo que implica y la pérdida de independencia que ello supone.

Géminis y Virgo no quieren ataduras y no quieren presionarse, tampoco marcarse objetivos inalcanzables o que les puede acarrear consecuencias que limiten su libertad de acción o pensamiento. Mejor como conocidos que como otra cosa.