Compatibilidad entre Sagitario y Piscis en el Amor

Sagitario y Piscis

Nos encontramos ante dos signos del zodiaco que no entienden que cada uno debe de tener su espacio y son poco proclives a respetar las decisiones de su pareja.

La compatibilidad entre Sagitario y Piscis en el amor dependerá de las opciones que pueda tener de no entrar en una dinámica en la que se pueda creer que el uno es propiedad del otro, ahí entra el conformismo que se tenga y de las ganas de pelear para que la relación no resulte asfixiantes para ninguno de los dos.

Pueden tener una relación sentimental, pero uno de ellos será el que ingenie todas las aventuras por vivir y el otro el que las sigue sin protestar. Cabe reseñar que por regla general Piscis es una persona que tiene pocos amigos de verdad pues es muy inconstante en las relaciones con los demás.

No es de los que se dedica a cuidar a sus amigos precisamente y no es de los que va a hacer una llamada de cortesía para saber cómo está este o aquel amigo como cabría de esperar, él se dedica sólo a tratar de mantener lo que tiene pero sin dar nada, esto hace que los demás puedan llegar a hartarse.

No es el signo Piscis el elegido idóneo entre los posibles enamoramientos de Sagitario, pueden ser aliados en el camino, personas que sumen y no que resten, talento, voluntad, pero como relación de amor es complicado.

Hombre Sagitario y Mujer Piscis

En el terreno del amor Sagitario suele seleccionar con cuidado y atención a su pareja, no es algo que deje al azar ni que vaya a la ligera, comparte el deseo y la excelencia de la vida con todo aquel que lo acompaña pero nunca, nunca es de los que querrán encaminar sus pasos con alguien que, de alguna forma, les frene en una progresión de crecimiento personal.

El nativo de Piscis piensa que hay muchas cosas escritas en el destino, cree en la fuerza de este y en lo que puede llegar a influir en las personas, su pensamiento no es el de forzar a nadie a hacer lo que él/ella diga. Es una relación en la que hay una libertad e independencia, en la que el esfuerzo personal está presente, en la que hay un mérito por querer estar juntos que dependen, en gran medida, del rol que desempeñan cada uno y del que podría cambiar su propia circunstancia.

Llegados a este extremo se produce un choque entre ambos, un choque en lo que uno considera que es conformismo y el otro aceptación, criterios diferentes que les lleva a rechazar el amor entre ambos.

En el trabajo nos encontramos que hay conceptos que les unen y otros que lo separan, así el Piscis es más de rutinas, se aleja de soñar situaciones laborales ideales y se limita a cumplir con lo que se le dice u ordena, es creativo pero también se deja llevar y eso hace que no se entregue a fondo en la tarea que se le ha propuesto y que tiene mucho que ver con el compromiso adquirido. No es de los que son indispensables en ningún proyecto.

Lo peor que le puede pasar es que tenga a un Sagitario como jefe pues lejos de cualquier cosa que pudiera pensar se convierten en un azote, son trabajadores muy concienzudos y exigentes, no les gusta tener que estar encima de los empleados ni corregir las acciones precisas que se les ha dado por lo que el conflicto puede estar servido.

Para estos el trabajo es el motor que impulsa el futuro y que permite estar o crecer en el mundo, no entiende como alguien no le puede gustar trabajar y, sobre todo como se va a disgusto al trabajo. Obviamente las perspectivas son diferentes.

No entienden de amistades en el trabajo y si de responsabilidades a cumplir.

En la familia nos encontramos con posturas que no siempre son coincidentes, por una parte piensan que se pierde mucha energía cuidando de la familia, y por el otro piensan que es una de las claves de la felicidad; demasiadas voluntades para sólo dos personas, además de tener en la cabeza que es algo que frena el desarrollo de las potencialidades del hombre.

Aspectos un tanto desconcertantes cuando lo que realmente se quiere es algo como alcanzar la felicidad y la familia puede ser el salvoconducto perfecto. Esto último lo tiene claro Piscis que es más amoroso y ve en la familia una oportunidad única de renacer, de recomponerse, en reencontrarse.

Son dos signos que limando todas esas diferencias podrían llegar a algo más que un simple conocimiento el uno del otro, pero todo debe ser con mucha paciencia y tiempo.

¿Son Compatibles en la Cama?

Ya te he comentado que la relación amorosa será complicada, pero en el terreno íntimo no debe de haber ningún problema, aunque Piscis va a intentar dominar a Sagitario hasta en las relaciones en la cama.

Generalmente Sagitario acepta ese rol y se deja llevar, pero todo tiene un límite y es posible que choquen sobre el dominio y quien lleva las riendas hasta en este aspecto.

En Conclusión, como poder ser pareja ambos signos lo pueden ser, pero que sepan que no va a ser un camino fácil en donde en algunos momentos la tensión pueda hacer peligrar la continuidad de la relación.