Compatibilidad de Tauro y Libra en el Amor

Tauro y Libra

Si hay algo que define a estos dos signos, con una total rotundidad, es que aman la vida, disfrutar de cada momento, tener mucha serenidad y mucho equilibrio, tanto que sepan cual es el camino que les puede llevar a la felicidad.

La compatibilidad entre Tauro y Libra dependerá de algo importante: la dedicación. Y es que cada uno pondrá un elemento importante en la vida del otro, el primero de ellos la constancia y el segundo el equilibrio.

Son ambos muy afines y, por tanto, se puede descubrir en los dos un campo infinito de posibilidades por qué la conexión que tienen es casi perfecta. Aquel que no teme darlo todo y se entrega sin reservas siempre es valorado y esto les pasa: saben lo que quieren.

El nacido bajo el zodiaco de libra tiene, ante todo, la cualidad de vivir con la tranquilidad, poco a poco, paso a paso, no quiere que nada le altere, eso le gusta y atrae, también la forma que tiene el nacido bajo el signo del tauro en el amor, eso es llamativo a la vez que le permite acercarse, primero con curiosidad, hasta él y ser seducido por todos los encantos que tiene.

Ambos signos no son de tener prisas, no son más de tomarse tiempo, ir analizando la situación, tomar decisiones con respecto a ello y actuar.

Mujer Libra y Hombre Tauro

En la amistad se podría decir que los dos son especiales, saben quiénes son aquellos que le rodean, además quién ocupa qué lugar en esa jerarquía de amigos, no les engañan, tienen un sexto sentido para saber quién se acerca de una forma o de otra, quién tiene ideas limpias y quién quiere estar por interés.

La diferencia de sexo en estos signos del horóscopo no resulta relevante tal y como sucede con otros zodiacos. Sirven tanto para la mujer tauro como para el hombre libra.

Son un complemento perfecto, lo que uno piensa lo hace el otro y viceversa, pero siempre van a tener una demanda de amigos, esto lo que hace es que el tauro se entregue sin problemas, además afloran otras cualidades que tiene que son muy valoradas, muy estimadas: las ganas de ayudar, el apoyo, los consejos. Todo eso entra dentro de lo que puede ofrecer.

El Libra no abandona a los suyos, no quiere dejar nunca desamparado a quién sabe que es amigo o quién lo necesita, por eso trata de estar a todas, en las duras y en las maduras, en las fáciles y en las difíciles, no hay nada que pueda hacer que se eche hacia atrás, si se le necesita se le tendrá.

No lleva bien las traiciones ni los dobles juegos por lo que es mejor ser claros, francos, con ellos y todo fluirá mejor. Piden que se les demuestre esa lealtad y eso sólo puede conseguirse a base de mucha verdad.

En el amor se podría decir que son perfectos, tienen una capacidad alta para acometer todas las tareas que se les ponen y que implican un desarrollo laboral.

No huyen de los proyectos ni de los objetivos que se trazan en la oficina o en su puesto, aceptan las complicaciones y son muy equilibrados a la hora de ponerse en las acciones encomendadas. Son constructores natos y, como tales, es mejor que tengan un poco de libertad sabiendo que no se van a alejar de lo que se les pide.

Como socio, como sociedad, es inmejorable, ambos saben lo que quieren, juntos se convierten en una fuerza a tener en cuenta pues el primero de ellos sabe cómo encarar un trabajo y el segundo la forma de ejecutarlo. No hay nada que pueda salir mal pues tienen la visión necesaria para llegar a todo ello y tener una filosofía muy valiosa: trabajar duro por conseguir los retos.

Tanto libra y tauro son muy apasionados y compatibles, el primero va a desarrollar toda la capacidad que tiene para seducir y para mantener la atención de su pareja, es la constancia personificada. Libra es la racionalidad pero cuando tiene que desplegar la capacidad de amar que tiene es brillante por lo que el complemento es el idóneo.

Todo puede comenzar como un juego entre ambos, como los que se llaman la atención para, posteriormente, querer ahondar un poco más y saber de todos los encantos ocultos que tiene la parte contraria, es una poderosa atracción que hará que caigan el uno en las redes del otro.

Son signos que se complementan perfectamente si bien puede haber fricciones entre ambos no dejará de ser algo normal en toda relación y, por otra parte, solucionable sin demasiados problemas entre los dos.

Libra tiene una gran capacidad negociadora, saber ser ecuánime, sabe plantearse la vida en común, tiene la que tiene el poder de calmar a Tauro, a todo ese ímpetu que tiene y que hace que, pueda estar en la disposición de ocupar una buena parte de su corazón. Por su parte este no desaprovechará las cualidades, importantes, que tiene el nacido bajo el signo de la balanza y sabe que le dará ese punto acertado y de equidad que necesita. Sirve para apaciguarlo.

En materia amorosa son fogosos por lo que su relación puede ser constructiva y llena de momentos para no olvidar, creativa, llena de imaginación y donde lo tradicional que represente uno contrastará con la fantasía que pone el otro.

En la familia tiene sus contrapuntos, pueden ser ambos muy de sentir apego por la misma, sobre todo el primero de ellos pues el concepto que tiene de unidad pasa por las reuniones con los hermanos, los primos, los tíos, eso es singular en ellos, son así. Pero su pareja tiene ciertas reservas a todo ello, no pone pegas a estar juntos y celebrar momentos importantes pero todo en su límite.

El Libra nunca olvidará una afrenta, nunca olvidará algo que se le haya hecho, no es que sienta rencor, es que debe tener un grado de memoria difícil de igualar y se acuerda de todos y cada uno de los malos ratos que le han hecho pasar. No obstante se entienden y se comprenden, no es foco de problemas pero si de poner la nota discordante en tanta armonía.

¿Cómo son de compatibles en la cama?

En líneas generales no tienen problemas las relaciones amorosas entre estos dos signos del horóscopo ya que ambos son ardientes y siempre encuentran el momento de complacerse y hacer lo propio con su pareja.

Es evidente que llegado el momento la pasión decrecerá, pero tanto libra y tauro van a intentar volver a darle vida a esa parte tan importante de cualquier relación de amor.

Concluyendo os decimos que la compatibilidad es muy buena y que ya quisieran otros signos poder decir lo mismo cuando están o comienzan una relación. Así que a disfrutar de la compañía del otro signo y entender que no hay nadie perfecto.