Géminis Ascendente Virgo

Géminis y Virgo

Las personas que tienen el signo Géminis Ascendente Virgo tienen una dualidad de comportamientos, ya que su personalidad es muy cambiante y que sus decisiones varían de un momento a otro.

Este agrupamiento astral tiene como consecuencia que las personas tengan dos aspectos distintos de su mentalidad que están en una pugna constante.

Una parte está en la búsqueda de abstraerse de todo, mientras que la otra piensa en descubrir las oportunidades que se le pueden presentar a lo largo del tiempo.

El ascenso en la vida social y profesional es clave para los nacidos bajo esta combinación astrológica, tienen mucha fuerza de voluntad, por lo que el éxito casi siempre está garantizado, teniendo un compromiso muy fuerte en cuanto al cumplimiento de sus objetivos.

Son observadores natos, retienen la información por muto tiempo y son ágiles mentalmente, estas son solo algunas de sus cualidades.

La Mujer y el Hombre que son Géminis Ascendente Virgo

Cuando se habla de las mujeres de signo Géminis Ascendente Virgo suelen ser muy sofisticadas y cuidadosas con su apariencia.

Se trata de una dama que es curiosa cuando experimenta el amor, y esto le lleva a tener algunos romances pasajeros y ardientes aventuras en su existencia, aunado al hecho de que se cuestiona mucho el compromiso con alguien durante mucho tiempo.

Pudiera confundirse con alguien superficial, pero nada más alejado de la realidad, ya que son muy profundas en sus pensamientos.

Las mujeres bajo el signo de Géminis Ascendente Virgo tratan de controlar este instinto, además de tener un buen estilo, está pendiente del más mínimo detalle, buscando la perfección en todo lo que le rodea. Gracias a estas características, puede desarrollar su profesión con total éxito, alcanzando todas sus metas.

Ella se comportará de manera racional en cuanto a los temas amorosos, son aventureras y no se dejarán llevar tan fácil por los sentimientos, aunque llegue a enamorarse, les será difícil aceptar un compromiso de por vida.

Cuando se habla de los hombres que nacieron bajo la composición de Géminis Ascendente Virgo con una agilidad mental admirable y una capacidad de juicio agudizada, son capaces de dividir los temas que le parecen más interesantes.

Los caballeros nacidos bajo esta mezcla de signos del zodiaco no pueden quedarse quietos a pensar, además, son nerviosos por naturaleza.

Normalmente, tienen la sensación de que les falta energía o vitalidad, al sentirse de esta manera, no lo van a reflejar, empeorando la situación.

Si bien es más dado a la introversión que los nacidos en Géminis clásicos, quiere tener a su lado a un buen grupo de amistades, las cuales van a satisfacer sus necesidades de comunicación.

El habla y la escritura son sus fuertes cuando se trata de habilidades intelectuales, además, es una persona crítica y analítica, algo que no le gusta a muchos en el entorno, por esta razón, hombres y mujeres Géminis Ascendente Virgo pueden ser periodistas, escritores, críticos, médicos y profesores.

Sin embargo, el trabajo y el exceso de objetivos por cumplir puede convertirlos en adictos al trabajo, llevándose a todo y a todos por delante para completar sus metas y escalar en sus profesiones.

Además, si no se toman un tiempo para descansar, se van a volver demasiado exigentes con ellos mismos y con los demás.

Van a obtener una actitud despiadada y fría, conduciéndolos a perder amigos y a ganar algunos enemigos en el camino.

Compatibilidad y cómo son en el amor

Cuando se habla de amor, las personas que tienen el signo Géminis Ascendente Virgo tienen personalidades exigentes y esto los limita a encontrar pareja constantemente.

Incluso, cuando la encuentran, suelen criticar a sus parejas hasta lograr herirlos y dar por terminada la relación. Además, son detallistas, meticulosos y tienen un sentido común más elevado que los demás, esto lo utilizan como filtro en la búsqueda de potenciales parejas y no siempre lo logran.

Tienen una autoestima elevada, producto de su hambre de conocimientos, que los hacen intelectuales casi de nacimiento.

Sin embargo, cuando el amor toca a sus puertas, las personas con el signo Géminis Ascendente Virgo se sienten preocupados acerca de lo que siente sus corazones y lo que las cabezas piensan sobre esto.

La sensatez cubre todas sus emociones y por ello, siempre tienen comentarios algo sarcásticos para el gusto de los demás. Solo encontrarán el verdadero amor cuando dejen de criticar y hacer que las personas sean perfectas para ellas.

No son impresionables a la hora de encontrar una relación amorosa, es por ello que la belleza no la toman en cuenta.

En cambio, el intelecto y la inteligencia es lo que siempre buscan en las personas y siempre van a enamorarse de estas cualidades.

Una vez que consiguen a la pareja ideal, se muestran cariñosos, alegres y fieles, los de signo Géminis Ascendente Virgo muestran su lado emocional y sentimental, en contraposición con lo frío que se muestran al analizar todo.

Cuando estas personas quieren mejorar sus relaciones sentimentales, deben dejar de lado en análisis excesivo y dejarse llevar por lo que les dicta el corazón, de esta manera, la compatibilidad con las personas que les gusta mejorará notablemente.

Si los nacidos en la combinación de Géminis Ascendente Virgo no encuentran explicación a lo que sienten, solo deben dejar fluir las cosas, ya que las respuestas vendrán con el tiempo.

La compatibilidad de las personas con esta combinación tiene como relación sus cambios en la personalidad. Dependiendo del contexto en el que se muevan, serán compatibles en cuanto a relaciones amorosas, profesionales y de amistad.

Cuando las personas que tienen como signo solar a Géminis y el ascendente Virgo, deben trabajar unidas en un solo objetivo, solo así alcanzarán el éxito que han estado buscando en todos los aspectos de sus vidas.

La combinación astral de Géminis Ascendente Virgo permite que dos personas trabajen complementariamente, a modo de no estorbarse y no neutralizar sus energías.

De esta manera, si quieren ser compatibles entre ellas y con otros signos, deben dejar de competir, la vida no es una competencia y, si tienen a un ser amado a su lado, deben dejar que los complemente.