Extraño encuentro paranormal en el viejo ‘Hospital de Mora’

En muchas ocasiones, cuando parece que no hay ya margen de sorpresa en el mundo de los fenómenos paranormales, siempre hay un testimonio, un detalle, una información, que hace que la persona vuelva a girar la cabeza para sus viejos edificios encantados, aquellos que son parte de la leyenda y, más concretamente, de Cádiz.

En este caso el protagonista no es otro que el edificio que alberga la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. En él nuestro protagonista, en compañía de su novia, iba a vivir unos momentos sorprendentes e increíbles. Alberto M., en compañía de Sonia V., nos decía: «Serían las 6 o así, estábamos en la parte del patio, repasando un poco unos apuntes y demás pues los exámenes están aquí. La verdad es que andábamos muy liados con eso cuando, de repente, le digo a Sonia, «mira qué curioso, no se escucha nada», y la verdad es que se dejó de escuchar cualquier tipo de ruido. En ese momento bajó la temperatura mucho, ella me dijo que nos fuéramos mejor a la biblioteca, pero no hubo tiempo para más».

Experiencia y testimonio de lo imposible

Ella interrumpe y afirma: «Yo en estas cosas no creo, muchas compañeras comentan el «Cuarto Milenio» los lunes y dicen que aquí pasaban cosas pero a mi es que nunca me ha interesado pero aquella tarde cambió todo» decía. Yo le pregunté: «¿Qué os pasó?» y entonces se desbordaron las emociones de ambos.

Con lágrimas en los ojos me comienzan a narrar: «Era eso, las 6 y pico, y estábamos levantados para irnos a la biblioteca cuando sentimos unas pisadas por el pasillo de este lado [señalando al mismo] y entonces vemos apareces a una mujer de blanco, sanitaria, juraría que era una monja. Iba camino del otro pasillo. Nos llamó la atención porque era una imagen como sacada de otra época. Entonces sentimos unos gritos muy fuertes de esa misma zona y fuimos a ver. Ella [Sonia] me agarraba del brazo y me decía que no fuera pero igual era alguien que necesitaba ayuda. Al llegar al otro lado vimos a una mujer manchada de sangre que entraba en una de las puertas y desaparecía. Toqué la puerta y estaba totalmente cerrada, llamé y nadie abrió, allí no había nadie».

Te Interesa:  La habitación maldita del Parador Nacional de Turismo de Jaén

«Lo peor es que al girarnos vimos a la misma mujer como a cuatro metros de distancia y sin rostro, eso ya hizo que nos descompusiéramos» cuenta Sonia, y el susto, como es evidente, fue mayúsculo.

Otras inquietantes experiencias

«Luego vimos a otros compañeros y les dijimos los que nos había pasado y ellos dijeron que era normal, que allí se cuentan muchas cosas, que vienen olores fuertes en algunos puntos o como se encienden o se apagan luces o las puertas se abren o se cierra solas, hasta de un profesor que tuvo una experiencia extraña aquí con un fantasma pero no se sabe quién es» explicaba aún con la impresión del momento.

En más de una ocasión programas de radio o revistas especializadas, ha dedicado espacios a este misterio que anida en Cádiz y en un edificio tan singular como la hoy Facultad, moderna pero con un tremendo pasado que aún recuerdan los más viejos del lugar y que es parte de la Historia de la ciudad, para bien o para mal pues en su interior hay todo tipo de relatos de hechos que se escapan a nuestra comprensión y razón.

La Facultad está construida sobre lo que antaño fue el viejo Hospital de Mora, un punto encantado de la ciudad en el que se dicen que ocurren muchos hechos extraños, extraordinarios e increíbles. ¿Casualidad?