Fantasmas y lugares de Cádiz para morirse de miedo

En los próximos días las calles se llenarán de personas disfrazas terroríficamente con muchas ganas de pasarlo bien o, los más pequeños, gritando aquello del “truco o trato” exigiendo sus golosinas. Es Halloween, la fiesta del miedo, aunque no hace falta recurrir a Halloween para encontrar historias escalofriantes en Cádiz.

Historias de miedo

Una de esas tiene que ver con una mujer de negro, vestida de época, enlutada, que tendría como marco de aparición los oscuros callejones de la capital gaditana para atraer a los hombres, los más mujeriegos, aquellos que tienen una vida más infiel y que han hecho daño para cobrarse su justa venganza con ellos.

Se dice que este singular espectro pertenece a una mujer que murió de forma terrible, trágica, atrapada en un triángulo amoroso y que, de alguna forma, hoy tendría en estos lugares que visitó en vida el escenario de las peores pesadillas de muchos incautos.

Más conocidos son los fantasmas del viejo Hospital de Mora, aquel en el que podemos encontrar los ecos del pasado en la hoy Facultad de Empresariales. En sus pasillos hoy aún resuenan los llantos y voces psicofónicas de los que perecieron allí, en la biblioteca, el antiguo mortuorio, en los sótanos y en algunas aulas. Se sienten presencias e, incluso, hay quién ha visto deambular por sus pasillos a una monja con el hábito lleno de sangre.

Al cerrar el hospital, como un enorme contenedor de emociones, todo salió de su olvido para hoy asustar a aquellos que, con otros fines (educativos), frecuentan aquellas estancias cargadas de emociones y sentimientos, del más allá.

Te Interesa:  La leyenda de la plaza del Mentidero en Cádiz

Arcos de la Frontera es una localidad que conozco bien, fui, junto a mi compañero Raúl Ruiz, de los primeros en investigar en “la casa de las muñecas” y, creo, que la investigación más completa que se hizo en aquella casa pero también es verdad que tenemos el callejón de las monjas, un lugar donde se dice que se han vivido fenómenos paranormales, donde se escuchan sonidos extraños, voces del más allá, ruidos a carruajes inexistentes, insectos que surgen de la nada o una extraña presencia, una silueta de nadie, en una ventana de este callejón. Puede que sea una leyenda, puede que ser una realidad, pero atrae a los que aman el misterio o se interesan por los asuntos de más allá de la vida.

Otras casas encantadas en la provincia

Otro edificio complicado, dentro de lo paranormal, es la antigua Casa de la Cruz Roja en San Fernando, donde en su interior de producen todo tipo de sonidos extraños según los testigos y donde se aparecería el fantasma de un paciente que quedó vinculado al lugar. “Mejor creerlo que no verlo” que decía mi madre.

En El Puerto de Santa María encontramos el Palacio de Purullena, otro lugar cargado de misterio donde se aparece una dama de blanco que suele asomarse a las ventanas y que se correspondería con la hija del Marqués de Villarreal y de Purullena, de Agustín Ortuño, Juana Ortuño Ramírez, que habría sido encerrada -o emparedada- por su padre debido a un amor prohibido.

En Sanlúcar de Barrameda nos encontramos con la Casa Arizón, un lugar hoy muy frecuentado del que dice como Diego Arizón mató al amante de su mujer, el criado Juan Peix, y a esta, Margarita Zerver, por la infidelidad, la emparedó en algún punto del palacio.

Te Interesa:  Todo lo que debes conoces sobre el peligroso meteorito que podría impactar contra la Tierra

Por este crimen se le condenó en el año 1736 aunque fue Felipe V quién le indultó pero el fantasma de Margarita está en sus estancias, pasea por sus pasillos y algunos de sus huéspedes han tenido encuentros con lo imposible.

Son fantasmas de Cádiz, lugares donde vivir el miedo y tener un encuentro con los seres del más allá que tanto gustan en estas fechas.