Fenómenos paranormales y experiencia aterradora en el Cortijo San Ambrosio

Uno de los lugares encantados de la provincia de Sevilla, visitado por los amantes del misterio y los aficionados al urbex (visitas a lugares abandonados), es la conocida como “Hacienda Maldita” que, realmente es denominada como “Hacienda de Tarazona” o “Cortijo de San Ambrosio“.

Tiene una amplia historia aunque es muy desconocida, se sabe de ella que en el siglo XVIII fue comprada por el Duque de Alba, don Fernando de Silva y Álvarez de Toledo, XII duque de la casa de tan noble linaje, militar, político, académico e ilustrado español. Además de cabeza visible del ducado era una persona sumamente influyente en la España de su época en los reinados tanto de Fernando VI como de Carlos III.

Fue él el encargado arengar la expulsión de la Compañía de Jesús de España desde el Consejo extraordinario presionando a las autoridades políticas y monarcas españoles así como la propio papa de Roma que, finalmente, dispuso la disolución universal de la orden. Nada es gratuito y a ese interés en la severidad sobre la orden se escondía al afán de poseer algunas de las tierras consideradas de gran productividad siempre uno de los grandes beneficiados de la expulsión al comprar algunas de las mejores y mayores fincas que poseían estos tras ser subastados. La hacienda San Ambrosio de Tarazona, en el término de La Rinconada fue una de ellas.

Y en su interior son muchas las experiencias que se han tenido con lo imposible, desde la observación de orbes y esferas de luz hasta aquellos que han podido ver sombras que pasean por el lugar o captar las denominadas “voces del misterio” que son las psicofonías. La última investigación se realizó con el equipo de “Zona Oculta” de Vivacable, dirigido por Daniel Rosado. En ella se iban a vivir momentos muy tensos aunque comenzó en un primer contacto en el patio interior.

Te Interesa:  La 'voz fantasma' del viejo carcelero de Marchena

Con los equipos de transcomunicación dispuestos se captaron dos voces una de ellas dijo, claramente, “enterrado aquí” o “abandonad”, por el contrario la otra voz nos rogaba que permaneciéramos en el lugar. Fotografías de orbes (que era polvo en suspensión) y sentir como algo se movía tras los matorrales, también fue parte de los sustos de la noche.

Experiencia aterradora

Pero una de las experiencias más increíbles fue la ocurrida en la galería interior, se acudió a la misma cuando la voz psicofónica indicó “túnel”. una vez allí se propuso hacer una sesión de ouija, todo transcurría con normalidad hasta que el “tablero” llamó a Clara siendo este el nombre de una de las cámaras del programa. Una vez en su puesto comenzó a decirle diferentes miembros de su familia, ella preguntó si iba a ocurrirle algo a su hija y, de repente, una voz surge de la máquina diciendo: “Alma”. La chico rompió a llorar, yo no lograba a entender que sucedía hasta que otra persona del equipo me dijo: “su hija se llama Alma”. Es curioso como se puede establecer un contacto con “algo” allá donde no hay ninguna relación ni vínculo personal.

Otro hecho significativo en su interior sucedió, en otra visita anterior, cuando un grupo de personas hizo una sesión de psicofonías y se pidió una prueba, en ese momento se produjo un fenómeno de termogénesis (descenso de temperatura) y lo imposible: a través de una cámara térmica se pudo ver, perfectamente, a una forma que se movía entre los presentes y que iba “tocando” a cada uno de ellos creando esa sensación de frío. El momento de tensión y miedo fue indescriptible.

Te Interesa:  La dama blanca del Guadiana

Son sucesos que vienen a ocurrir en el denominado como “Cortijo San Ambrosio”, un lugar para no quedarse solo.

 

 

*Imagen: EMIP.