Curiosidades y leyendas de la Semana Santa de Cádiz

Cuando nos detenemos a contemplar nuestra Semana Santa, la de Cádiz, tras dos años de ausencia por la pandemia, muchos son los detalles que se buscaran y que se querrán apreciar al igual que una saeta eterna o verla la hermandad que se lleva en el corazón en ese lugar tan especial que pone el sentimiento a flor de piel.

Curiosidades de nuestra Semana Santa

Con todo ello son muchos los detalles curiosos a buscar y que le invitamos a que lo haga como, por ejemplo, el cangrejo moro que se puede ver entre la decoración de los candelabros del hermandad de la Vera-Cruz, en la trasera del palio de la Soledad.

Allí notará como han colocado este elemento tan curioso y que fue un detalle del orfebre. Se trata del taller de La Rinconada de Ramos Espinosa y es un gesto hacia Cádiz.

No es el único pues en el paso de la Virgen de los Desamparados podemos encontrar que en la base de los cuatro candelabros encontramos a San Juan de la Cruz, Santo Tomás de Aquino, el Beato Guillermo José Chaminade y el Beato Diego José de Cádiz, pues ahí radica el detalle pues la cara del Beato Chaminade es la de Pedro Reynoso, hermano mayor que tuvo la hermandad.

Más historias curiosas las encontramos en, por ejemplo, la leyenda de Jesús Caído que dicen se talló, por parte de Miguel Láinez Capote de una viga del convento que era de caoba. Aunque la leyenda, como leyenda que era, quedó despejada cuando se realizó una restauración por parte de Francisco Arquillo, en 2011, se desveló que no era así aunque a la hermandad se la denominaba como de «La Viga».

En la Cruz de guía de la hermandad de las cigarreras encontramos que hay otro detalle: se hizo con madera de las cajas que llevaban los cigarros de la Fábrica de Tabacos.

Leyendas gaditanas de su Semana Santa

Los elementos meteorológicos también están muy presentes y la lluvia es uno de ellos. Se conoce la leyenda de San Antonio al que llaman «el Aguador» por soler salir en procesión extraordinaria en época de sequía, además con buenos resultados.

Otra historia heterodoxa relacionada con la lluvia es la de San Pedro, en el Torreón del Sagrario, y que no dice que no puede moverse de allí pues si se hace comenzará a llover y en época de Semana Santa es mejor que esté quietecito.

La Madrugá gaditana tiene sus historias como una imagen relacionada con Francisco Buiza y el San Juan de la hermandad de la Virgen de la Trinidad que es una copia del San Juan de la Amargura de Sevilla, de la hermandad del «silencio blanco» hispalense atribuido a Hita del Castillo de 1760.

Otra leyenda nos habla que la populosa hermandad de La Macarena de Sevilla estrenó una saya, en 2009, obra de Francisco Carrera y en la que usó bordados del siglo XIX. Esos bordados son iguales que un terno de la Inmaculada de la Catedral de Cádiz.

Son algunas de las curiosidades, leyendas y anécdotas en torno a los Titulares de una Semana Santa tan magnífica como la de Cádiz.