Significado del Número 3 en lo Espiritual, el Amor y la Biblia

Significado del Número 3 en lo Espiritual, el Amor y la Biblia

3

Si preguntáramos en la calle, en una especie de consulta general o encuesta, por el número preferido de cada uno habría dos contestaciones casi inmediatas y mecánicas: el tres y el siete.

Son, sin dudas las cifras más populares entre los favoritos de las personas pero nos encargaremos ahora de saber el significado del número 3 en lo espiritual y en el amor así como en otras facetas definitorias que son muy importantes.

Los nacidos bajo la influencia del número 3 deben saber que es el símbolo de la expansión. Las personas que lo tienen como suyo son muy ágiles mentalmente hablando, son sensibles, con mucho talento, muy humanos y con un sentido del humor muy alto.

Tienen mucha empatía hacia el número 1, lo cual tiene un componente espiritual al ser dos números muy afines.

Se piensan mucho las cosas y suelen, de cualquier forma, defender sus ideas una vez que se han formado una opinión sobre un tema en particular.

El número 3 en la numerología tiene una vibración especial, son personas que son muy de entrar en la mente de los demás, son muy polifacéticos y gustan de dominar todo tipo de situaciones.

El número 3 en lo Espiritual

Son muchos quienes tienen en el número tres un número preferido, pero lo cierto es que no se sabe bien la razón.

La Historia nos cuenta que guarda un significado absoluto y divino, que todas las cosas poseen tres conceptos importantes que es la regla del 3: principio, mitad y fin. Al igual que los tres estados del tiempo.

Es un número perfecto que sirve para, a nivel espiritual, dar su energía e identificar a aquellos que están bajo su amparo pues ofrece equilibrio al cuerpo y a la mente. El tres siempre será un presagio bueno para la persona y lleva al camino del éxito.

Es el camino que se inicia, la luz, la manifestación del Todo, la suma de los principios, del 1 y del 2.

El tres es el Universo, es espíritu que se recarga, que renace, que se hace fuerte y que ama todo lo que le rodea.

Es la entrega y la naturaleza, los astros, el Universo como se refería anteriormente en un concepto tanto astral como espiritual.

Dice a la persona que no debe guardarse nada, que lo tiene que ofrecer todo de forma desprendida, que es una forma de despojarse de lo mundano y comprender mejor el sentido de la vida y la misión que se tiene en ella. Es la confianza, la apertura, lo total.

En el plano espiritual el número 3 da la respuesta a todo lo que se pregunta y la satisfacción de lo que se desea saber. Pero cuidado con ello pues no siempre la verdad es agradable de conocer aunque es la verdad y hay que honrarla.

El espíritu de la razón y de la luz ampara a este número en el que se dice a la persona que nada es imposible, que debe dejar entrar en su vida a la magia y que su alma debe fortalecerse recreándose en los momentos y en los pequeños detalles.

El número 3 en la Biblia

El número 3 en la Biblia tiene un significado muy especial pues establece las relaciones existentes en el tiempo y las dimensiones de este, es la mirada al pasado, al presente y al futuro.

De alguna forma nos dice que este número mágico es sinónimo de la totalidad, de lo eterno, de lo que perdura en el tiempo.

Hay que recordar que dentro de la Biblia el número 3 era sinónimo de los hijos de Noé así como de lo que, implícitamente, venía a decirnos que eran todos sus descendientes.

Igualmente es la evocación a las negaciones de San Pedro cuando Jesús de Nazaret le dijo: «antes que cante el gallo me negarás tres veces» y aunque el discípulo lo negaba así sucedió. Es una mira al futuro, una predicción, un vaticinio.

Igualmente son las tentaciones que sufrió Jesús cuando se retiró al desierto y pasó penalidades, allí se le manifestó el mismo Diablo y le tentó en ese número siendo fuerte y no sucumbiendo al mal sabedor de su misión terrenal.

El tres es el número de ocasiones en el que en el Antiguo Testamento se llama a Dios y es igual a la plenitud de la santidad que tiene su figura.

En la Biblia aparece en 467 ocasiones y también sirve para señalar a la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo; es la Divinidad y cada una de las veces del «santo, santo, santo».

El pasado que es la salvación del hombre de todos sus pecados; el presente que es la santificación y el futuro que viene en la Gloria que da la regeneración y trasformación, algo muy importante dentro de las creencias.

Es el número 3 lo divino que evoca al cuerpo, al alma y al espíritu, tan presente en las creencias pero también es la fe, la esperanza y el amor.

Significado del número 3 en el Amor

El nativo de este número suele ser, en el terreno del amor y en lo espiritual, una persona muy adaptable y versátil.

Su alto grado de sociabilidad hace que congenie con todos y destaque por su capacidad de liderazgo y carisma que hará que la persona que sea atraída por ella/él sucumba a sus encantos.

Además, es una persona muy dinámica, creativa e ingeniosa, de un gran talento y desprendida que tiene una gran empatía con los demás y es generosa en el terreno del amor.

En este aspecto funciona muy bien pues el número 3 en el amor es sinónimo de la armonía y es muy fiel, algo que da solidez a cualquier relación sentimental.

Evidentemente hay momentos malos -todas las parejas lo tienen- pero se sabe integrar bien y reconoce sus errores así como pedir perdón. No suele ser persona de egos ni es egoísta, todo lo contrario, eso da alas a la relación.

La media naranja siempre se apoyará en esta persona pues sabe que tiene muchas cualidades para ayudarla y apoyarla pero también necesita de reciprocidad, de darle lo mismo cuando lo necesita y no caer en la rutina.

Sabe amar a quién comparta su vida y mostrarle todo lo bueno que tiene y que sólo enseñará a quién de verdad lo merezca en el sentido personal, sentimental e íntimo.

Conclusiones

El número 3 es uno de los grandes y mágicos números, que da la luz, que ilumina el camino de la persona en la vida, que da el saber elegir las prioridades, la espiritualidad y la independencia.

Es la expansión de la mente, la agilidad, la sensibilidad y el sentido del humor, lo espontáneo, lo amable.

Se relaciona con Júpiter y también tiene un punto de obsesivo cuando se encapricha de algo, puede mostrar desinterés o aburrimiento, por ello hay que sacarlo -a él o ella- de la rutina y ofrecer cosas nuevas.

Tiene buenas vibraciones tanto en el amor como en lo espiritual, es talentoso y creativo, la capacidad expresiva es muy alta así como también lo es su nobleza y la capacidad interior que tiene. No deja indiferente a nadie y jamás permite las injusticias.