Significado del Número 33 en lo Espiritual, en el Amor y la Biblia

Significado del Número 33 en lo Espiritual, en el Amor y la Biblia

33

Es uno de los números más respetados y simbólicos que podemos encontrar de entre cuantos existen, quizás porque evoca misterio, filosofía y reflexión.

El número 33 en el amor y la espiritualidad tiene mucha importancia y dentro del cristianismo es una cifra que se relaciona con la edad que habría tenido Jesús de Nazaret cuando fue crucificado.

Pero hay más datos que debemos tener en cuenta con este número, pues es muy relevante dentro de las religiones del mundo, en el vedismo, que se practica en la India, más antigua que el hinduismo.

Curiosamente la religión védica tenía 33 dioses que eran venerados y a los que se les rendía culto y pleitesía, se les hacía ofrendas y rezaba.

Dentro de la numerología hay que decir que este número tiene formaciones muy curiosas, es el dos veces tres (3 y 3), es el once por tres, la raíz que tiene es el seis, y todo ello tiene una especial trascendencia.

Significa la armonía, lo bello, el equilibrio, la verdad y lo que tiene que ver con el amor, con los asuntos del corazón.

Es el número que se vincula a los negocios, a las uniones y a las relaciones sentimentales o familiares.

También encontramos que en numerología tiene más significados, ya que es el doble 3, que puede concentrar en sí mismo todo el poder que se necesita para lograr lo que se quiere.

Supone la ambición, la autoexpresión y el amor, es el número de los revolucionarios, de los líderes, de aquellos que quieren romper con todo lo establecido, con los que desean superar las metas y las barreras.

Las personas que han “adoptado” este número como suyos son especialmente amables así como muy ingeniosas y sacrificadas en todo lo que hacen.

Qué Significa el Número 33 en lo Espiritual

Representa la tierra y el cuerpo humano así como las zonas de poder y la energía que encontramos en la cabeza y también en la cintura, es una forma de equilibrar el organismo.

En lo espiritual el número 33 tiene una gran carga y significación pues expresa que la persona pude lograr aquello que desea en este plano.

Los ángeles que nos acompañan en el campo espiritual nos dicen que somos como la vibración, una energía que se expande pero que debe hacerlo control para tener el futuro que deseamos, sólo de esa forma podremos alcanzar la plenitud espiritual.

Se relaciona con el destino pues es el número de la luz, se los maestros, del gozo y la inteligencia del espíritu sensible a tantas otras cosas que enriquecen.

Es la luz interior y el alma, la búsqueda del alma gemela y la disposición, la mente abierta. Los ángeles que están en lo espiritual de este número brindan protección a quién ampara.

El 33 es el número de la propia existencia y todo lo que implica tener el control canalizando la energía interior y regulando las vibraciones en todo lo que hacemos.

Significado del Número 33 en el Amor

Simboliza al amor universal, a los sentimientos eternos, a la unión, a las relaciones sentimentales y claramente tiene una relación intrínseca con el equilibrio de la persona, con la paz interior y espiritual.

Estamos ante los seres que, con la debida experiencia y edad, se les acaban llamando como “maestros de maestros”, pero no están exentos de realizar tremendos y denodados sacrificios en sus acciones.

La creatividad es una de sus características principales, pero también hay otras cualidades que son muy destacables como que son muy honradas, disciplinadas, ingeniosas y fieles, será así siempre con su pareja y personas a las que aman.

Sienten la imperiosa necesidad de hacer el bien, de darse a los demás, de conocer, de saber, por todo ello y ante los ojos de la sociedad pueden ser vistos como una especie de modernos “reformadores” y muy idealistas.

En el amor el número 33 nos dice que la relación con nuestra pareja, la búsqueda del mismo, y todos los asuntos relacionados con los sentimientos van a tomar un rumbo muy positivo para quienes tienen el 33, o lo ven constantemente.

El Número 33 en la Biblia

Hay muchas referencias a este número en la Biblia, el rey David reinó por 33 años y se dice que la edad de Jesús de Nazaret al morir crucificado era de 33 años, que es un número cabalístico por el doble 3.

El 3+3 sirve para reforzar el valor de una cifra que indica la divinidad y la luz, además su multiplicación es nueve que nos indica que es el trabajo finalizado, la conclusión, lo que se inicia y lo que se acaba, que se ajusta tan bien a la vida de Cristo.

En la religión hindú hay, según su tradición, 33 mil dioses y dentro de la religión islámica podemos encontrar que los que están en el reino de los cielos tienen una edad de 33 años.

Puede que sea simple casualidad pero los ríos bíblicos Tigris y Éufrates, allá donde estaba ubicado el Paraíso Terrenal donde se encontraban Adán y Eva, está en la latitud 33º 30′ N y Bagdad, en Irak, en el 33º 33′ N. ¿Casualidad?

En el cristianismo el número 33 es la perfección, la entrada a una etapa de la vida en la que se supone que se da un paso adelante y se cobra fuerza espiritual, alcanza su madurez y armonía, se ubica en la edad espiritual que debe llevar a la perfección.

El número 33 también tiene una relación directa entre Noé y Dios cuando se castiga a la Tierra con el Diluvio Universal.

Conclusiones

Tener el 33 como número personal es importante pues se trata de una cifra que tiene buenas vibraciones y llama a la inspiración –en ocasiones tan necesaria-.

Suelen transformarse en el centro de la atención de una reunión y su figura es la que deben seguir otros que lo tienen como modelo así como muchas de las que lo rodean.

Es el número 33 en lo espiritual significa el sacrificio, siendo el que designa a aquellos que dan mucho pero no esperan nada a cambio.