Significado del Número 5 en lo Espiritual, en el Amor y la Biblia

Significado del Número 5 en lo Espiritual, en el Amor y la Biblia

5

Es uno de los números más significativos que encontramos dentro de la numerología ya que es sinónimo de libertad, vida y deseos.

El significado del número 5 en el amor y la espiritualidad tiene mucho que ver con los sentimientos de la persona, así nos dicen del nacido como cinco que es un ser inteligente, al que no le gusta la rutina y que poseen una curiosidad innata.

El cinco son las cosas nuevas, los cambios, las aventuras y favorecen las noticias nuevas y es el anuncio de nuevos comienzos.

Quien tiene el número 5 se puede decir que es una persona vitalista, rebelde, impaciente, también es alguien muy impulsiva y que no saber esperar.

No obstante esa impulsividad que tienen es la que le puede jugar malas pasadas y muchos disgustos ya que las cosas no tienen por qué salir como ellos quieren y pueden sentirse frustrados y muy agresivos por ello.

En lo espiritual el número 5 tiene una vibración especial que hace que aumenten los deseos por vivir experiencias nuevas.

Si lo valoramos desde la numerología este dígito y es el que nos marca la vida, se puede decir que la independencia es uno de los valores más apreciados por esas personas.

Son de los que viven intensamente el momento, el ahora, el presente, miran al futuro y de reojo al pasado, pero sólo por saber que es una sombra que no sigue.

Uno de los aspectos más cuidados por el número 5 es el amor, le concede mucha importancia, aunque también es el causante de muchas de sus preocupaciones durante algunas etapas de su existencia.

Aplica las mismas pautas generales, les gusta sentirse libres y son muy inquietos en ese sentido, son abiertos y accesibles, se les puede conquistar a través del Arte, tienen talento y un gusto especial por la belleza.

Significado del Número 5 en lo espiritual

Nos habla de personas que se dejan llevar por los sentidos y que tienen un alto concepto de lo espiritual, de lo religioso sin que por ello tenga relación con la religión.

Es un número que representa la vibración y los acontecimientos, la capacidad de conectar con el alma de las personas.

Es la consciencia, el dinamismo, la noción que se tiene de la humanidad, la capacidad de amar a las personas, a los animales, a las plantas.

Es el campo vibratorio en el que se encuentra la persona que tiene el número 5 en lo espiritual. Es la mirada al infinito y la creencia en una realidad que tiene un más allá.

Se relaciona con todo lo que es saber escuchar y compartir, seguir los pasos del maestro (en las diferentes facetas de la vida) y el sentido más elevado que se tiene en contacto con lo espiritual y saber escuchar la voz interna que orienta a la persona bajo el poder del número 5.

Todos tenemos un “Yo” interior que nos habla y que nos dice que está bien y que está mal, un espíritu que nos guía, diferente es que la persona se deje llevar por ese lado correcto o si, por el contrario, elige lo malo.

El Número 5 en el amor

En el terreno más íntimo, el sentimental, les gusta disfrutar la vida al máximo y sean tremendamente enamoradizos por lo que ocupan su corazón con facilidad, a veces con amores platónicos y, otras, con amores a su alcance.

El poseedor del número 5 en el amor tienen un temperamento especial, es impredecible, poco controlable y, en ocasiones, explosivo por lo que su carácter puede llegar a ser una bomba de relojería, esto hace que el amor pueda tardar en llamar a su puerta.

Dentro del amor son personas muy vitales pero tienen un problema dentro de la vida en pareja: son insolidarios, no ayudan en los problemas ni en otras vicisitudes que puede atravesar la persona con la que vive.

Él o ella tiende a pensar que cada uno es responsable de lo que hace y, por tanto, todo sucede por algo, si alguien se mete en un problema es esa persona la que se debe responsabilizar de lo que ha hecho y hacerlo sin ayuda, es una forma peculiar de entender la amistad o el amor.

Significado en la Biblia

El número 5 en la Biblia tiene un carácter indefinido, viene a significar «algunos», refiriéndose a una cantidad por determinar.

Esto no es extraño, hemos de tener en cuenta que cuando la Biblia dice «pasó cuarenta días y cuarenta noches» realmente lo que quiere indicar es que pasó un número elevado de días pero que no se tiene que regir por la cantidad precisada.

Un ejemplo de todo ello lo tenemos cuando Jesús acude a las bodas de Caná (o Canaan) y tomó cinco piezas de pan, o cuando se indica que se vendieron un número de cinco aves por dos monedas.

Igualmente encontramos otro ejemplo en la figuro de Isabel, la madre de Juan el Bautista que estuvo escondida cinco meses en su casa tras concebir. Todo ello son referencias no determinadas aunque se ponga la cifra del número cinco.

En diferentes ocasiones se utiliza la parábola con el número 5 es en ese sentido, pero sin que sea el número exacto como con los cinco talentos, los cinco pares de bueyes que fueron adquiridos por unos comensales al banquete, las cinco jóvenes prudentes.

En el libro sagrado aparece en 318 ocasiones teniendo importantes referencias como en el fenómeno de la purificación del leproso o en la consagración del sacerdote, aunque hay muchas otras referencias dentro del mismo a otros hechos como, por ejemplo, las diez vírgenes (2×5).

Conclusión

En lo positivo el número 5 en lo espiritual y en el amor les hace que sean diferentes, curiosos y analíticos; de una gran imaginación, pacientes, responsables y pulcros. No precisan nada de nadie, son independientes.

En lo negativo son poco afectuosos, necesitan de libertad y pueden ser poco considerados con los demás. Tienen golpes de mal carácter, pueden ser muy egoístas, con pocos escrúpulos, arrogantes, rencorosos y vengativos. En el amor pueden ser infieles.