Significado del Número 666 en lo Espiritual, en el Amor y la Biblia

Significado del Número 666 en lo Espiritual, en el Amor y la Biblia

666

Es uno de los números con un significado más catastrofista que podemos encontrar de cuantos existen, por qué se asocia a la presencia del Mal, de lo negativo, lo demoniaco y satánico, siendo de las fuerzas que operan contra Dios, las tentaciones y el Anticristo.

El significado del número 666 en lo espiritual y el amor es un choque contra la lógica y los sentidos.

En el amor es la representación del egoísmo del culto al ego, al yo, de anteponer nuestra propia persona a todo, de ser avariciosos y pisar a quien haga falta para conseguir lo que se quieren y actuando sin escrúpulos.

En lo espiritual no tiene un sentido negativo, pero popularmente se cree que si, aunque esto lo tratamos más adelante.

El número 666 está compuesto por un triple 6 que viene a ser muy significativo pues se relaciona con la vida y con la muerte, además el 666 o tres veces 6 es la analogía del Mal en su máxima expresión, lo que se llamaba “número de la Bestia”, así es como –al menos- se le identifica popularmente.

Para otros estudiosos creen que realmente se trata del 616, sea como fuere es un número señalado por el mal.

Qué Significa el Número 666 en lo Espiritual

Esta cifra no tiene nada que ver en lo espiritual de lo que significa cuando hablamos de ella en un contexto bíblico o sagrado. Es diferente y, a la par, sorprendente.

Se trata de un número que nos dice que hay una comunicación de los ángeles con la Humanidad.

La reiteración de ver el número 6 en nuestra vida diaria, el verlo en el reloj, matriculas de coches, números de expediente o en las páginas de un grueso libro, lo que significa es que esos seres celestiales nos están mandando una señal de comunicación, una señal que une lo divino y lo humano.

El 666 es lo positivo y lo que hace que la persona esté feliz, optimista y encare el futuro con acierto, con decisión.

El triple seis es el refuerzo de la armonía, del equilibrio pero también significa la paz interior y la calma, el sosiego que debe llegar a la vida de toda persona.

Es la invitación que hacen los ángeles, en el marco del espíritu, para que la persona esté centrada en sus obligaciones y en todo lo que conlleva la responsabilidad, igualmente es el descubrimiento de la felicidad plena y que el 666 de un equilibrio que sorprende.

El Número 666 en el Amor

La búsqueda de la felicidad y del amor puede haber llegado a su fin si encuentras al 666 pues son los sentimientos verdaderos y las emociones puras, es el descubrimiento de la persona con la que desea compartir la vida y los momentos.

Tras las dudas llega el turno de la definición, de la claridad, de lograr los sueños en el amor, de dejar lo negativo a un lado.

Es el momento de tomar una decisión o de decidirte por esa persona que sabes que siente por ti. La unión con ella/él te dará equilibrio, armonía y paz.

Es el número 666 la ayuda necesaria que se pide en el amor o en los momentos de duda, el enfoque en la relación, la canalización de todo lo que se siente volcándolo en quién se quiere.

También es el amor en los actos de bondad con los demás que muestra la pureza de ese corazón, detalles que no se deben dejar pasar.

Significado del Número 666 en La Biblia

Era el número del monstruo de siete cabezas o de la Bestia, una descripción terrible que se hace del mismo en el Apocalipsis y que hoy se quiere identificar con la política mundial o la corrupción.

Según los entendidos sería una especie de metáfora que señala a lo malo, concentra todo lo que es el Mal aunque, realmente, era el intento del hombre por alcanzar la perfección y, de esa forma, poder ser Dios e, incluso, los más ambiciosos, sustituirlo.

Se suele relacionar con la figura del Anticristo, de Satanás o de las fuerzas del mal, aparece en pasajes de un texto tan sagrado como lo es el Nuevo Testamento aunque hay voces discordantes que indican que, realmente, sería el número 616.

Sea como fuere es la personificación del mal que en pleno siglo XXI podría ser algún tipo de código presente en nuestra sociedad.

Otros piensan que hace referencia a Nerón o que 666 sería, en números romanos, DCLXVI, que vendría a significar que Dominio César aniquiló a los cristianos, de ahí la relación con el egocéntrico emperador.

En todo lo relacionado con la Biblia el número 6 era la integridad y si te marcaban con el 666 – en sentido figurado -, significaba que ibas en contra de esa integridad, que eras corrupto.

Invita a la superstición, su cálculo y lo que significa realmente es un enigma que requiere de sabiduría -según los textos sagrados- y usando la gematría podría llegar a obtener respuestas.

Lo cierto es que resulta muy repetido en textos griegos que referencias al Apocalipsis y también que señala al ser humano pues el número 7 era reservado a Dios y el hombre siempre estaba un paso por detrás: el 6.

El número 666 en sí no tiene ninguna significación negativa salvo reforzar todo lo que representa el 6 pero en la Biblia, en el Apocalipsis se habla del mismo, 666, como la señal del mal.

Conclusiones

En la numerología en tres ocasiones representado el número 6 es un aviso de los ángeles sobre nuestros pensamientos impuros y de las acciones no menos criticables, se llama a la reflexión y a retomar el camino de la bondad, el camino correcto abandonando el incorrecto.

Cuando vemos esta cifra es que debes dejar de pensar en lo material y se centre la persona en lo verdaderamente importante que es lo espiritual.

El número 666 tiene buenos valores como el orden, pero también es muy importante otros dos como la justicia y la verdad.

En la personalidad no dice que el seis es de un carácter atento y tierno, pero extremista en sus planteamientos.

Les gusta la forma de vivir placentera en el que prestan atención a los detalles de la vida y la vida en familia. Soportan la presión laboral y en circunstancias que no son las mejores, con son contrarias, que son adversas.

El 666 advierte que estamos orientándonos al mundo material, también está relacionado con el Mal absoluto, aquel que se cita en diferentes ocasiones en la Biblia, a la infelicidad. Es una llamada de atención y al orden a la persona. Soñar con él nos da un aviso.

Tiene un número antagonista que es el 888 y que viene a decirnos todo lo contrario a lo expuesto en torno a este número maldito formado por la trinidad del 6, sea como fuera son planteamientos de vida y formas de encarar lo mucho que los números nos tratan de decir.