Significado del Número 7 en lo Espiritual, en el Amor y en la Biblia

Significado del Número 7 en lo Espiritual, en el Amor y en la Biblia

7

Significa la seguridad, la protección, se relaciona con personas que son bondadosas, buenas por naturaleza, pero también tiene su lado más negativo siendo intransigentes e inflexibles en sus planteamientos y en sus pensamientos.

El número 7 en el amor y en la espiritualidad dice mucho de quienes lo tienen como número de vida, siendo este algo mágico y con connotaciones cabalísticas.

Su equivalente astrológico es Neptuno y tiene mucha fuerza, a todos los niveles, siendo quizás la cifra que mayor simbolismo posee en todos los sentidos.

Quienes tienen el número 7 como regente son personas cuyo carácter les lleva siempre a tener un instinto de protección, a nunca dejar de velar por la seguridad de las otras personas, a valorar lo que tienen.

Suelen ser personas valientes, decididas, que detestan a las personas miedosas y débiles, no temen enfrentarse a los problemas o a los retos que les van surgiendo, creen que todo se puede superar.

Tienen un carácter muy fuerte, mucho ánimo de superación, luchan por lo que creen y por sus ideales, son sinceros y tenaces, se adaptan a todas las circunstancias que salen a su paso, tienen la sensatez por cualidad y también la humildad.

Todo ello puede parecer que les hace débiles pero no es así, son de pensar mucho las cosas, muy reflexivos, no soportan que se flaquee cuando se están con ellos, son muy analíticos y curiosos.

Espiritualmente son seres muy especiales, lo que ocurre es que la gran mayoría de ellos no son conscientes de su potencial en este plano.

Significado del Número 7 en lo espiritual

El 7 es un número que ofrece algo mágico a la persona que está bajo su influjo como es el poder de limpiar lo malo, las maldiciones y todo lo negativo que puede haber en el entorno de la persona.

Todo esto hace que sea especial, pues ejecuta una llamada a la energía más limpia para poder tener esa capacidad de purificar y liberar a la persona devolviendo la estabilidad y relacionándose con el espíritu, siempre importante, del amor.

El número 7 en lo espiritual es lo sagrado, la cifra de la veneración a la que aludían los pitagóricos.

Es un número que tiene una vibración controlada y gestionada por otros tantos espíritus celestiales que son los que rigen los designios de todo lo que pasa en el mundo o los siete planetas que eran percibidos en la época.

Es el número espiritual de la vida con un alto poder cabalístico entre culturas tan importantes como la caldea, la babilonia, esenia o en otras como la griega, la egipcia o la china. Importante siempre dentro de la numerología.

En la Cábala es la triada y la tétrada, la unión del tres y el cuatro que es la unión de Dios y de la Naturaleza humana, simboliza la Creación y todo lo que implica el Poder Espiritual.

Dentro de la armonía del número encontramos que está presente en nuestra vida cotidiana como con las siete notas musicales o los siete colores del Arcoíris.

Siempre tiene una relación con la victoria del espíritu, con la voluntad, con la Justicia, con lo ecuánime, con lo que se gana por méritos propios, con la conquista y la intuición y con los planos elevados del espíritu.

El Número 7 en el Amor

En el amor son un número que va a tener mucha afinidad con su pareja sea cual sea su número, si bien hay unos con más compatibilidad que otros.

Son muy cariñosos, aman profundamente, intensamente. Son muy herméticos para sus cosas a la par que espirituales y dados al misterio.

En las relaciones no son muy flexibles por lo que puede haber conflictos al no saber cambiar su posición con respecto a algo por defender sus ideas que creen acertadas y que, en muchas ocasiones, como todos los seres humanos, se puede equivocar.

Los números con los que tiene una mayor compatibilidad son el 3 por ser una cifra que se complementa con todas las demás y encaja muy bien.

El 8 también es un número con el que tiene buenas relaciones sobre todo a la hora de conseguir alcanzar un objetivo común. No suele tener el 7 incompatibilidades con otros números.

En sus relaciones tiene mucha dedicación, sus tareas las hace con perfección y cumplen con sus funciones sin ser muy creativos. Se sienten muy seguros al hacer las cosas y actúan conforme a como dicen.

Es de personalidad observadora y analítica, esto les es de mucha ayuda ya que pueden hacer mejor su trabajo y les da el empuje a tomar las decisiones más correctas.

Significa el número 7 en el amor que la persona que lo tiene marcado es perfeccionista, volcando todo su empeño en lo que hacen.

En la casa les gusta la vida familiar pero no les gusta las obligaciones y prefieren invertir su tiempo en otras cosas.

Son muy discretos con otras personas y derrochan afecto. No tienen muchos amigos pero los que tienen son buenos y para toda la vida, son muy fieles en el amor.

Significado en la Biblia

En la Biblia el número 7 tiene mucha carga simbólica, además de ser uno de los números afortunados (con suerte) se dice de este que es la perfección.

Así el propio Jesús de Nazaret le dice a Pedro que debe perdonar a los que le ofenden hasta en setenta ocasiones si fuera necesario.

El número 7 se relaciona con todo lo que tiene una temática espiritual o con Dios.

En el Apocalipsis se recuerdan muchos pasajes simbólicos, hasta en 54 ocasiones surge este número y describe diferentes escenarios de forma simbólica como las siete Iglesias de Asia, los siete espíritus que están en torno al trono de Dios.

Pero también nos recuerda a las siete trompetas del Apocalipsis, los siete candelabros, los siete truenos o las temibles siete plagas por poner algunos ejemplos.

El bien y el mal están en continuo equilibrio, así tenemos que el número 7 también puede ser el mal pero en su grado más perfecto.

Claro ejemplo de ello lo encontramos en el Evangelio cuando se dice que Jesús de Nazaret sacó a siete demonios del cuerpo de María Magdalena liberándola de estos.

Siete son también los Santísimos Sacramentos y los Dones que tiene el Espíritu Santo dentro del Cristianismo.

Conclusiones

En el lado positivo de ellos está que son nobles y bondadosos. Tremendamente analíticos pero muy generosos, sinceros, inteligentes, con una gran humildad y respecto, muy adaptables  a todo tipo de situaciones y circunstancias.

Como parte más negativa el número 7 en lo espiritual y en el amor significa que las personas que lo tienen son algo perezosas y se encierran en la rutina y la monotonía. Tienen poco sentido del humor, son poco ambiciosos, muy conformistas demostrando poca iniciativa.

Lo esencial para ellos son los objetivos que se han marcado en la vida y el medio, no se van a parar hasta conseguirlo y muchas veces ese esfuerzo que demuestran a lo demás hace que se detengan otros a ayudarlos. Se gana las simpatías de otros seres humanos por sus cualidades.