Sueños Espirituales - Significado de los Sueños

Sueños Espirituales

Los sueños que son de tipo espiritual son muy intrigantes y abren mucho el contenido simbólico que tienen. Normalmente es un reflejo de la realidad que se vive y se puede tener, así como los deseos que tu subconsciente manifiesta y que quedan pendientes de cumplir.

Los sueños espirituales son extraños, pues no suelen ser muy comunes, aunque sí es cierto que en función de la cultura de la persona, de sus creencias o religiosidad, pueden darse con más o menos frecuencia.

Cuando se habla de sueños espirituales no tiene por qué ser con implicaciones religiosas de cualquier índole, sino que intervengan en este aspectos no materiales relacionados con tu interior.

Sea como fuere el tener, en lo onírico, este tipo de sueños da un mensaje de calma y sosiego, habla del alma y de la pureza de los sentimientos que se tienen y que se manifiestan con los demás.

Conforme se tienen esos sueños espirituales hay interpretaciones que, en función de lo que se recuerda -que siempre es muy importante pues nos dan los motivos que nos llenan de matices- tendrá un mayor alcance y significado para la persona.

Además, hay elementos que nos pueden hablar de esa espiritualidad y que desconozcamos que se está refiriendo a ello.










Soñar con un arcoíris es la sintonía con los planos más elevados del espíritu, es la guía superior que nos orienta en el camino que tomamos y las decisiones que enriquecen al alma.

El arcoíris se relaciona con el espíritu por sus colores pues esos siete colores que lo forman se equipara a los que es la energía de los chacras y que hacen que, se alguna forma, cada color esté en la relación oportuna y directa con lo que debe significar para nosotros.

Especialmente interesante será saber el significado de cada color pues eso es algo que tendrá más peso en cuando a lo que destaca en la personalidad o sentimientos espirituales de quien sueña.

Los colores deben interpretarse como:

  • Mayor presencia de rojo es la protección y la seguridad que se tienen en todo lo que se hace, la confianza.
  • Mayor presencia de naranja es la inspiración, la mago y la creatividad en la vida y en la soluciones que de imponen a los problemas cotidianos.
  • El amarillo como predominante es el poder que se ostenta en una acción en la vida o en general, también es la seguridad.
  • El verde hace referencia a los sentimientos, a todo aquello que afecta al corazón y a las relaciones que se mantienen con otras personas, sea pareja, amigos, compañeros o familia.
  • El azul es la honestidad necesaria para hacer las cosas, si la persona no es honesta consigo mismo es difícil que lo sea con los demás-
  • El color índigo es la sabiduría, el conocimiento y la experiencia que siempre es tan necesaria en la vida.
  • El color blanco o el violeta es la conexión con los seres celestiales o espirituales.

Igualmente se puede soñar con animales que pueden ser los guardianes espirituales y que tienen un mensaje para la persona, para ello se debe saber cuál es el animal guía que se tiene y que estará en función de la fecha de nacimiento, de la influencia astrológica o del poder de los números.

Todo ello hace que cuando se sueña con este sea una referencia al mundo espiritual.

Los números también nos hablan de todo ello, y si uno se repite especialmente debemos recordar esa cifra para poder establecer el patrón y el significado.

Con ello se logrará conocer el mensaje que tiene en sintonía con nuestra alma, aunque normalmente nos hablará del camino correcto en la vida.

El Sol también es un elemento que se relaciona con los sueños espirituales y su significado, asociándose a los sentimientos y a todo lo que tiene un peso en los mismos.

En este sentido también podemos soñar con la luna que nos habla de un nuevo ciclo, de una nueva etapa y que siempre -se desea- sea positivo y renovador.

También se puede soñar con truenos, con relámpagos y violencia del viento que se interpreta como revelaciones espirituales que llegarán a la persona y que puede ser en un sentido más intimista y de conocerse mejor.

Otro elemento que tiene que ver con la espiritualidad, con la fase de transformación que puede ser también de un paso en lo sentimental, de un avance en ese sentido.

De cómo cambia el amor a las personas, de los componentes que se tienen en la vida y que hacen que sea una alusión a la persona a la que se ama.

Este tipo de sueño puede generar perplejidad, pero nos transmiten siempre su contenido, el hecho espiritual, soñar con un ser divino o de luz, o con luminosidad, o con los elementos descritos -que son los más comunes- se asocia al desarrollo de la persona.