El Diablo en el Tarot, Significado y sus Combinaciones con otras Cartas

Con este nombre se designa a la carta número 15 del Tarot, la cual representa el materialismo, el sufrimiento, los vicios y anteponer los deseos a la moral.

Aquí vas a poder conocer el significado de El Diablo en el tarot, pero además las interpretaciones concretas de todas sus combinaciones con otras cartas.
[ez-toc]


En realidad, la persona sabe que está en ella el poder salir de la situación caótica y desenfrenada en la que se encuentra, pero prefiere responsabilizar a los demás de lo que le sucede para evitar su culpa.

Su interpretación en el tarot de Marsella va a depender de las combinaciones de El Diablo con otras cartas y variará dependiendo de los arcanos que la acompañen en la tirada.

El Diablo es una carta que nos habla de conflictos, peleas y desconfianza con los que tenemos a nuestro alrededor.

Es la carta décimo quinta del tarot. Un número que en países latinos es sinónimo de buena suerte.

La inquietante carta representa a un ser del reino de Hades, identificado con el mismísimo Diablo con una mano en posición extendida –abierta- y en la otra porta una antorcha o luminaria.

Dependiendo del tarot también puede ser ilustrado con una espada en sustitución de la misma. Está ubicado en una especie de altar; a nivel inferior hay dos demonios inferiores, uno es masculino y el otro femenino, se encuentran atados por el cuello al altar.

En el Tarot Rider la mujer tiene uvas en la cola y la del hombre aparece encendida, En el Tarot de Marsella el diablo tiene una especie de antorche –de tea- en la mano con la que incendia la cola del demonio menor.

Su significado simbólico son las ataduras del ser humano a lo material, a lo bajo, a los vicios. Puede ser identificado con el materialismo, lo que entra en lo lujurioso, la degradación –depravación- y los excesos.

Las dos figuras atadas (demonios menores) representan al mundo material que no puede evolucionar espiritualmente.

Descripción de la Carta de El Diablo en el Tarot de Marsella

Dicha carta está representada por un diablo que está de pie sobre una bola que representa al mundo oculto, al destino y a los instintos más básicos y mundanos.

Éste lleva puesto un casco sobre la cabeza como símbolo belicoso ya que es capaz de conseguir sus objetivos como sea, aunque tenga que usar cualquier artimaña para ello.

Se trata de un diablo alado por lo que para algunos simboliza la figura de un ángel caído en desgracia que ha llegado a la Tierra para sembrar el mal.

Dicho diablo mantiene una actitud burlesca ya que hace el gesto de sacar la lengua y saludar con su mano derecha.

En la mano izquierda lleva una espada alzada como símbolo de poder y de obtener sus propósitos, aunque tenga para ello que utilizar la fuerza.

A sus pies se encuentran atados por el cuello dos diablillos con una cuerda que representan las malas tentaciones y los vicios.

Significado de EL Diablo al derecho

Carta El Diablo

Cuando en una tirada sale esta carta del tarot del derecho nos quiere avisar de que estamos obsesionados por lo material y que somos capaces de cualquier cosa por tener aún más de lo que ya poseemos.

Deberíamos pensar mejor las cosas y plantearnos que no todo vale para conseguir nuestros propósitos, ya que de seguir así no vamos a ir por buen camino.

Si hemos caído en algún tipo de adicción ya sea al alcohol, el juego o las drogas estamos a tiempo de salir de ello tan solo debemos proponérnoslo firmemente y no responsabilizar a terceras personas.

También puede haber cierta adicción a otras cosas que nos perjudican como una relación tóxica de la que no somos capaces de salir o un trabajo en el que no nos dan nuestro sitio y nos infravaloran y que no somos capaces de abandonar.

En nosotros mismos, en nuestro interior se encuentra la solución debemos tan solo ser capaces de asumir nuestra responsabilidad e intentar salir de la situación.

Cuando preguntamos al tarot por alguien y aparece el Diablo en la tirada esto significa que se trata de alguien con fuerte carácter, dominante, materialista, vicioso, alguien que es capaz de cualquier cosa con tal de conseguir su meta, manipulador, pasional y con falta de escrúpulos.

No todo es malo ya que son personas inteligentes, que saben lo que quieren y que normalmente consiguen sus propósitos, son capaces de tomar decisiones sin titubear y buenos amantes por lo general.

Cuando esta carta sale al final de una tirada o preguntamos por algo directamente la respuesta es afirmativa es decir que vamos a conseguir aquello por lo que estamos preguntando, ahora bien, debemos preguntarnos si los medios que estamos poniendo para lograrlo son necesarios y si realmente va a merecer la pena.

El Diablo en el amor

Sin duda esta carta nos habla de pasión, de desenfreno, de relaciones sexuales muy intensas, pero que son puramente carnales en las que los sentimientos no se dejan ver.

Es un deseo más bien de sometimiento hacia la pareja, se trata de relaciones en las que hay un fuerte dominio por parte de uno de ellos. Normalmente son relaciones marcadas por fuertes discusiones y conflictos en las que falta la armonía y la comprensión.

Si estamos preguntando por una relación y sale esta carta esto nos indica que se trata de alguien que siente por nosotras un deseo meramente carnal sin que pretenda llegar a nada más con nosotras.

Interpretación en el trabajo y el dinero

Cuando en una tirada de cartas aparece el diablo preguntando por la economía augura una buena etapa en la que van a fluir buenas ideas y vamos a ser capaces de demostrar nuestra valía.

Es posible que los compañeros nos miren con cierto recelo ya que podemos ser la típica figura del trepa en la empresa, capaz de pisar a quién se nos ponga por delante con tal de conseguir nuestro propósito.

Quizás deberíamos sopesar cuáles pueden ser las consecuencias de nuestros actos ya que el fin no justifica los medios.

Si somos jefes o autónomos vamos a pelear duramente por nuestro negocio sin tener en consideración a nadie que se nos ponga en nuestro camino.

En ningún caso es conveniente mezclar el trabajo y las relaciones amorosas porque de ahí podrían surgir problemas.

En lo económico esta carta es bastante positiva ya que la preocupación por el dinero y los bienes materiales es muy evidente cuando aparece esta carta.

Es un buen momento para realizar inversiones, para ampliar el negocio o para ahorrar.

Debemos tener precaución con algún socio o colaborador porque podría intentar engañarnos.

En lo personal es el apego al dinero, el interés, lo pasional, la ambición, los pocos escrúpulos, el tratar de imponer la voluntad, el dominio de la situación.

En el amor es lo emocional, puede que poco romántico, lo normal es que la otra persona de la pareja deba tener la “voz cantante”, la rivalidad, la inestabilidad, las riñas.

En la salud es la regeneración de órganos como el hígado, el páncreas o el sistema circulatorio.

En el trabajo es la aparición de oportunidades, la astucia negociando, si hay una relación sexual en el trabajo es garantía de problemas serios.

Qué significado tiene la Carta de El Diablo invertida

Posición Invertida

Cuando esta carta aparece invertida podemos decir que por la parte más personal, interna e íntima es positiva ya que consigues liberarte de todas las ataduras, los vicios y de todo aquello que te perjudicaba.

También es cierto que pasamos a darle a lo material la importancia justa que tiene, no quiere decir que ya no nos importe el dinero y los bienes, pero no anteponemos eso a todo en la vida.

Por fin pasamos a pensar en el soy por encima del tengo. Desligamos por tanto el valor de las personas por cómo son y no por lo que poseen.

En el amor las relaciones no van a ser tan intensas, ni tan pasionales para ser más románticas y sentimentales.

Va a haber menos peleas y conflictos con la pareja, aunque también puede que sintamos una gran decepción y nos veamos obligados a la soledad.

No es el mejor momento para encontrar pareja, la autoestima decae y tenemos miedo a relacionarnos.

En el trabajo podemos ser fruto de envidias o incluso puede que seamos nosotros los que envidiemos a los demás por conseguir aquello que queríamos para nosotros como un ascenso o un aumento de sueldo.

No es buen momento para exigir, ni para cambiar de trabajo ni para intentar innovar. No te precipites antes de tomar cualquier tipo de decisión ya que te podrías equivocar y pagar caros los errores.

En el amor son las decepciones, las peleas, la soledad, la vida en pareja con el temor a romper la relación.

En el trabajo son disputas profesionales, envidias, celos, cambios laborales, la prudencia en las negociaciones.

En el dinero es posible que intenten estafarle, hay que desconfiar de todos.

El Diablo como resultado final

En el final es la consecución de los objetivos, pero hay que pensar en cómo llegar a ellos siendo merecedores de los mismos.

EL Diablo: Combinaciones con otras cartas del Tarot

Con todos los arcanos es importante tener en cuenta que las cartas que lo acompañan en la lectura de tarot son los que determinan el significado real del arcano del que queremos saber el significado.

El Diablo y el Emperador

Combinado con El Emperador

Se trata de una combinación que nos habla de la posibilidad de caer en errores que serán fruto de la prepotencia, el afán de aparentar, el ego y los vicios.

La aparición de El Diablo en el tarot significa siempre que la situación que se esté tratando corre el riesgo de descontrolarse, y todo ello motivado por dejarse llevar por los instintos más bajo, aquellos que hay que saber controlar.

Una tirada en la que El Diablo y El Emperador aparezcan juntos, uno al lado del otro, nos habla que se peligro puede venir por las decisiones tomadas desde el poder, bien sea el del consultante o de otras personas.

Cuando se le ha preguntado al tarot sobre el amor, los sentimientos o relaciones amistosas, la salida de El Diablo tiene un significado negativo, bien sea por haber una traición cercana, o simplemente porque no se está al lado de las personas adecuadas.

El Diablo y La Emperatriz

Esta combinación de cartas es bastante positiva siempre y cuando la intención del consultante sea la de mantener relaciones basadas única y exclusivamente en la pasión, sin entrar en el amor o las buenas intenciones.

Representan estos dos arcanos mayores, El Diablo y La Emperatriz, juntos en la tirada, a los deseos carnales, los intereses ocultos y las relaciones esporádicas.

No suponen un buen augurio cuando salen estas cartas en una consulta de tarot en la que se haya preguntado por el amor o los sentimientos, ya que indican que el consultante, o lo que es peor, la otra persona, solamente busca el placer.

La salida de El Diablo en el tarot en asuntos relacionados con el trabajo o el dinero, no significa un pronóstico positivo, bien sea por el desconocimiento de claves fundamentales para el desenlace del asunto tratado, o por las malas intenciones de quienes rodean ese proyecto.

El Diablo y el Carro

Significado con El Carro
Es una combinación de cartas del tarot que avisa a la persona sobre la necesidad de manejar cada una de las situaciones de conflicto, egocentrismo, división y excesos con inteligencia, pero sobre todo con cordura.

Ambos arcanos de la baraja del tarot de Marsella, El Diablo y El Carro, hacen un llamado de atención a la suspicacia, pues la propensión al fracaso, la frustración y los sentimientos de engaño moverán muchas energías.

El Carro potencia la acción de El Diablo en el tarot, lo cual es un síntoma de que el asunto sobre el que se haya consultado no irá por buen camino, y lo hará de una manera rápida, siendo necesario que el consultante actúe con celeridad para evitar salir lastimado o dañado.

Bien sea en el amor, los estudios, la economía o el tema que sea, estas cartas no auguran nada bueno, por lo cual es consejo que está ofreciendo el tarot es el de apartarse de la situación, pensar con calma que es lo que realmente va a ser positivo y dejar de un lado ilusiones que no llevan a ningún lado.

El Diablo y El Sol

No siempre que nos salga El Diablo en una tirada de tarot va a tener un significado negativo, ya que nos encontramos que este ha salido junto a El Sol, que es una de las mejores cartas de la baraja del tarot de Marsella.

Supone el final de una etapa en la que se ha estado dominado por los deseos materiales, los engaños de terceras personas, los vicios ocultos de gente que hemos tenido demasiado cerca.

Supone un renacer, ya que El Diablo y El Sol auguran el final de un tiempo marcado por la oscuridad y el sufrimiento, en el que las cosas no terminaban de marchar bien, aunque hubiera momentos en lo que se creía que todo se iba a arreglar.

Es una combinación de cartas que denota la llegada de momentos de esplendor que harán que se dejen atrás situaciones conflictivas, sucediéndose acontecimientos gratificantes que harán que olvidemos el pasado de una vez por todas.

El Diablo y El Ermitaño

Esta es una tirada un poco contradictoria, ya que El Ermitaño incita a alejarse de todo lo material, a pensar bien las cosas antes de hacerlas y a actuar con tranquilidad, pero El Diablo influye para que se haga todo lo contrario.

El significado de El Diablo en el tarot usualmente tiene connotaciones negativas para el consultante, puesto que evoca todo aquello que en exceso es contraproducente para el consultante.

Juntos en una tirada de cartas, El Diablo y El Ermitaño, nos hablan de la rotura de equilibrio emocional, en donde se lucha por ir por el camino correcto, pero que casi siempre algo lo impide.

El lado positivo es que se está en lucha, ya que se es consciente que con esa manera de actuar no se van a conseguir los objetivos que se tiene marcados.

Concretando, en asuntos de amor aconseja la lectura de tarot que para renovarse y poder avanzar en la situación consultado se debe romper con todo lo anterior de una manera radical, lo cual no significa que haya que dejar ninguna relación sentimental, sino replantearla totalmente.

En asuntos que tengas que ver con lo material, el significado de la tirada nos dice que es necesario un tiempo de pausa, de espera, para poder avanzar en la dirección correcta.

El Diablo y El Juicio

Nos encontramos ante otra combinación de cartas en las que el significado de El Diablo se va a ver atenuado por salir acompañado de un arcano mayor, como es El Juicio, que mitiga la negatividad del mismo.

Auguran el encauzamiento de situaciones que parecían que se habían ido de las manos del consultante, en las que el control se había perdido en su totalidad, siendo la aparición de El Diablo y El Juicio un rayo de esperanza para encauzarlas.

En preguntas relacionadas con el amor y los sentimientos, indican las cartas del tarot que es posible un giro a la situación que se vive en la actualidad, pero no se debe esperar que este sea tan maravilloso como se desearía.

Con relación a otras cuestiones consultadas a las cartas, suponen una parada, una espera que será productiva y beneficiosa para quien ha consultado, aunque eso si, no dentro de las expectativas que se podrían tener en un principio.

El Diablo y El Papa

Revelan estas cartas juntas en la tirada momentos de inseguridad, vacilación emocional y flojera afectiva, la persona consultante sentirá mayor atracción hacia las relaciones pasajeras, los desapegos sentimentales y las ayudas que otros intenten brindarle.

Es palpable la necesidad de consejo ante un cambio que es inevitable, sobre todo porque se trata de circunstancias que son nocivas para el consultante y que han desarrollado vicios y malos hábitos, o que pueden desarrollarse.

Lo que ocurre es que esta combinación de arcanos mayores compuesta por El Diablo y El Papa, no supone un presagio positivo, puesto que indican los caminos equivocados y la necesidad de un cambio de mentalidad.

Su significado es el mismo, esté el tema consultado relacionado con el amor o con cualquier otro ámbito, es fundamental un cambio por parte del consultante, en su forma de pensar, encarar los problemas, sus deseos y miedos.

El Diablo y La Justicia

En la lectura de tarot estas cartas aportan al consultante equilibrio y sentido común, mente, rectitud y la capacidad de afrontar la realidad en plenitud.

Se trata de que hay causas injustas y rencorosas, o una posible traición con división y exceso de sentimientos dañinos, anuncian un deterioro emocional injusto, manifestando desequilibrio, egocentrismo y falta de afecto.

Pero no todo va a ser negativo en la salida de El Diablo y La Justicia en la tirada de tarot, ya que también significa el final de un periodo doloroso emocionalmente hablando, en el que se ha pasado realmente mal.

No son arcanos mayores que auguren buenos momentos en la actualidad, pero como siempre hay que ser positivos, hay que aclararle al consultante que es necesaria esta etapa para que comience otra totalmente diferente.

El Diablo y La Luna

Lo mismo que cuando nos encontramos con una combinación de cartas del tarot que es muy positiva, de las mejores que pueden salir, tengo que decir que esta compuesta por El Diablo y La Luna es una de las peores con la que nos podemos encontrar.

Significan engaños, vicios, secretos que se ocultan con mala fe, situaciones conflictivas en donde el consultante no saldrá beneficiado, engaños, aunque nada de ello será grave, pero si que puede alterar a quien ha realizado la consulta de tarot.

Da igual la temática del asunto que se haya preguntado a las cartas, que la aparición de El Diablo y La Luna en el tarot siempre va a tener un significado negativo, y en base a cual no se debe esperar por el momento ninguna noticia buena.

El consulta que siempre queda es que detrás de lo malo siempre viene lo bueno, así que hay que tomarse esta etapa como un escalón por el que hay que pasar para adquirir experiencia y afrontar lo nuevo que venga con ganas e ilusión.

El Diablo y La Rueda de la Fortuna

La unión de estos Arcanos mayores implica que el consultante está terminando un ciclo de su vida y por supuesto, está por abrirse otro, que se supone debe ser nuevo, pero suponer no significa seguridad.

Se deberá explicar a quien ha consultado el tarot que no se puede sentar a esperar que todo pase por si solo, sino que también hay que intervenir para que ese cambio sea tal y como se desea.

Indica la combinación de El Diablo y La Rueda de la Fortuna un cambio de ciclo, dejando de lado aquellos sucesos negativos que le afectaron, y de paso comenzar un tiempo que será mujer mejor.

A pesar de que el significado de El Diablo en el tarot no resulta agradable, siendo una carta negativa, hay veces que al venir acompañado de un arcano que trae buenas vibraciones. supone un presagio esperanzador.

El Diablo y La Templanza

Diablo y Templanza

En esta ocasión es La Templanza la que acompaña a El Diablo en la tirada de cartas, siendo este un presagio poco favorable, que aunque no indica nada especialmente nefasto, supone la prolongación de una situación que inquieta al consultante.

Puede suponer en el amor la permanencia de los conflictos existentes, o la terminación de una relación sentimental que ya no marchaba bien.

Cuando se ha consultado al tarot sobre asuntos relacionados con el dinero o el trabajo, la respuesta que dan El Diablo y La Templanza no presagia la resolución del problema actual, más bien la continuación del mismo.

Es como un proceso por el que se debe pasar, y este es fruto de las equivocaciones que se han cometido en un pasado reciente, siendo como algo que hay que vivir para no volver a cometer los mismos errores.

El Diablo y La Torre

Estamos ante otra de esas combinaciones de cartas del tarot que puede ser considerada como de las peores que nos pueden salir durante una tirada, y es que El Diablo y La Torre es un mal presagio, pero no hay que alarmarse.

Dependerá de la pregunta, ya que no tiene porque ser algo grave ni mucho menos, solamente que aquello que se ha consultado no va por el camino correcto para que tenga un desarrollo favorable.

Resulta que El Diablo en el tarot tiene un significado negativo, y a es que a esto se le suma la destrucción, las ilusiones rotas, que son dos de las interpretaciones que se le pueden dar a La Torre.

De cada tirada de cartas hay que sacar enseñanzas, no solamente presagio sobre el futuro, indicando esta en concreto que no se han hecho, o se están haciendo las cosas de manera correcta.

El Diablo y Los Enamorados

Es una tirada que invita al consultante a alejarse de círculos viciosos, evitar encuentros tormentosos en las relaciones afectivas, enfrentar los problemas con pareja, y a nivel personal darle solución a todo lo que está moviendo energías negativas.

Desvela la combinación de El Diablo y Los Enamorados las emociones fuera de control, inestabilidad sentimental y la tendencia a dejarse influenciar por la opinión de los demás.

Las cartas del tarot hacen un llamado al consultante para poner atención a las emociones más profundas y tratar de encontrar en ellas sus verdaderas afinidades y deseos.

Es como si se andará desorientado y alejado de la realidad, por lo que se debería de replantearse si lo que se pretende es factible, es beneficioso, o sencillamente es un error, puesto que solamente traería complicaciones a la vida del mismo.

El Diablo y La Suma Sacerdotisa

Representan momentos de muchas turbulencias emocionales, debilidad espiritual y gran dificultad para comunicar lo que realmente se siente.

Es una situación de ataduras y apegos emocionales, un sentimiento interno que genera culpa, rechazo y autocastigo, refiriéndose El Diablo y La Suma Sacerdotisa a las ofuscaciones que no permiten prosperar.

El consejo que da el tarot es el de la necesidad de cambiar de estrategia, afrontar los conflictos de una manera diferente para lograr resultados tangibles, ya que en el momento actual no se están viendo resultados.

Puede suponer en el amor las deseos equivocados, las relaciones tóxicas, el empecinamiento por personas que no merecen la pena, pero sobre todo lo fundamental que sería un cambio de mentalidad para que se desbloqueen las energías.

El Diablo y El Mago

Mitiga la negatividad de El Diablo el arcano que lo acompaña en la tirada, ya que El Mago es una carta del tarot que significa la sabiduría, el buen hacer, las decisiones correctas tomadas desde el conocimiento.

Por tanto, en la combinación de El Diablo y El Mago nos encontramos con el equilibrio, la mejoría de la situación consultada, y ello será debido a las habilidades que va a demostrar el consultante llegado el momento.

Con respecto al amor, el significado de estas dos cartas juntas es augurio de soluciones y resolución de los posibles problemas que se estén presentando en el presente, aunque para no engañarnos no son los mejores arcanos mayores que nos podrían salir en la consulta de tarot.

La respuesta que se obtiene con esta combinación ante preguntas relacionadas con asuntos materiales, no es que sea negativa, pero advierte que se va a tener que actuar con mucha inteligencia si se quiere obtener aquello que se desea.

El Diablo y El Loco

Los arcanos invitan a la persona a ser discreta y moderada, pues el exceso de emociones impulsivas podría generar problemas en las relaciones, egocentrismo y la afición a destruir lo que ha costado trabajo establecer.

Las cartas de El Diablo y El Loco en el tarot revelan sentimientos ocultos y un sentido exacerbado del poder en el consultante, el individuo es consciente de las cualidades que dispone y su potencial, usando todos los medios necesarios sin importarle que sea moral o licito.

Personalmente no es una combinación de cartas del tarot que a mi me guste que salga, y es complicado decirle al consultante que su manera de pensar y actuar no es la correcta, y que aunque en un principio pueda conseguir lo que desea, a la larga resultará negativo para el mismo.

El comportamiento no es el correcto, ni moral, es alocado y con un egocentrismo exagerado, y si sigue por ese camino verá que los resultados que obtiene serán efímeros.

El Diablo y La Fuerza

Este dúo de Arcanos es altamente propicio, presagia el triunfo de la voluntad, el criterio y la consciencia en cada escenario de la vida del consultante, aunque presagia que para conseguirlo va a tener que pasar por una etapa nada gratificante.

A pesar de todo ello, no se va a recibir un gran daño, ni se va a llegar a extremos que hagan la vida insoportable, solamente que al salir El Diablo y La Fuerza, es más que probable que los obstáculos sean grandes y pesados de llevar.

Cuando en el tarot sale El Diablo, su significado nunca será bueno, aunque hay casos en los que se mitiga esa negatividad, como es el caso cuando sale acompañado del arcano mayor de La Fuerza.

Tanto si la preguntas está relacionada con el amor, como si lo está con asuntos de trabajo o dinero, la respuesta va a ser siempre la de la superación de situaciones desagradables, pero mientras se sale del conflicto no se va a pasar muy bien.

El Diablo y La Estrella

La interpretación que se le puede dar a esta combinación es la de la superación de dificultades, la aparición de la luz dentro de la oscuridad del problema que se pueda estar sufriendo.

La unión de las cartas de El Diablo y La Estrella en el tarot supone la salida de un periodo tormentoso, en donde los problemas han sido la tónica predominante, para pasar a otra en la que todo va a encontrar mejoría.

Hay que advertirle al consultante que no será un cambio repentino, no será de la noche a la mañana, sino que será un proceso lento, pero que al final de todo va a merecer la pena haber pasado por ello.

El significado de la combinación es positivo, pero no hay que olvidar que en ella se encuentra el arcano mayor de El Diablo, y eso en el tarot no supone nada positivo.

El Diablo y La Muerte

Puede ser esta combinación la mejor que se puede obtener con El Diablo, ya que La Muerte significa la renovación, la ruptura total con el pasado, el renacer y los caminos nuevos que se inician.

Es el final de un ciclo que ha sido marcado por la desesperación, las malas costumbres, los engaños y los malos momentos, todos ellos significados de El Diablo, y lo será porque habrá un cambio radical, que puede no ser buscado, pero sucederá.

Podría ser posible que en ese proceso de renovación el consultante se pueda sentir perdido, pensando que nada le va a salir bien, aunque el augurio que nos dan estas dos cartas del tarot es el de una resolución favorable para el mismo.

Bien sea en el amor, como en los estudios, negocios, preguntas relacionadas con el dinero, el trabajo, las relaciones familiares, el significado de esta tirada de tarot es el mismo en todas las preguntas, la ruptura con todo lo anterior que nos atormenta.

El Diablo y El Colgado

No supone estas dos cartas del tarot juntas en la tirada un presagio favorable para el consultante, las cosas claras, y es que El Diablo y El Colgado nos hablan de situaciones paralizadas que de por si no son beneficiosas.

Por ello, la combinación nos habla de que los problemas que se puedan tener en el momento de hacer la consulta de tarot, van a seguir persistiendo y no van a sufrir un mejoría a corto plazo.

Es necesario tener cuidado con las manipulaciones y los engaños a los que se puede estar siendo sometido el consultante, advirtiéndolo que debe extremar las precauciones en ese sentido.

Siento tener que decir que ante cualquier pregunta realizada al tarot y como respuesta se tienen estos dos arcanos, El Diablo y El Colgado, no se le puede decir a quien ha consultado las cartas que el augurio es favorable.

El Diablo y El Mundo

Es con total seguridad una de las combinaciones de El Diablo con otras cartas del tarot que mitigan la negatividad de este arcano mayor, siendo la unión con El Mundo un presagio que invita a ser optimista.

El significado de la tirada nos habla de las posibilidades que se van a tener que dejar atrás circunstancias, actitudes, compañías, y situaciones que nos han estado molestando en los últimos tiempos.

Supone para el amor la consecución de aquello que se desea, aunque para ello se haya pasado por malos momento, no hay que desesperar que todo llegará, aunque ahora mismo no se crea que va a suceder.

Con asuntos relacionados con el plano material, la aparición juntas de El Diablo y El Mundo significan el cambio de tendencia, la mejoría, pero también un cambio de opinión con respecto a los proyectos en los que se esté involucrado, resultado positivo el mismo para el consultante.

Selecciona una carta: